La cuarentena lleva «un poco a pique» la temporada de Cerviño

La tenista pontevedresa entrena en casa tras anunciarse un parón de tres meses para todas las competiciones ITF


A Celia Cerviño el decreto del Gobierno central que declaraba el estado de alarma la pilló lejos de Pontevedra, concretamente en Cancún (México), donde disputaba un torneo internacional. Se suspendió esa prueba y el resto de competiciones del circuito ITF del tenis profesional, lo que obligó a la tenista pontevedresa a replantearse de golpe la temporada. Después de regresar a contrarreloj desde la ciudad mexicana, llegó el sábado de noche a Santiago para empezar una nueva etapa en una carrera que está despegando con fuerza. No puede entrenar en el Club de Tenis de Pontevedra y ha convertido su domicilio en un gimnasio improvisado con material que tenía en ella. «Vamos buscando soluciones, tengo gomas, subo y bajo escaleras, soy creativa con cosas que hay por casa que pesan bastante y me sirven para hacer fuerza. Nos mantenemos lo mejor que podemos», explica Celia Cerviño, que está centrando su trabajo en perder el menor grado posible su estado de forma. La temporada pasada recibió el galardón de mejor tenista gallega, cuyo ránking lidera en la actualidad y aspiraba a mejorar la clasificación internacional después de haber bajado 350 puestos en el 2019.

La decisión de la Federación Internacional de tenis de parar las competiciones ITF hasta el 8 de junio solo es un aplazamiento de sus objetivos. Asume con la máxima normalidad el parón y recalca que «fastidia porque preparas la temporada para llegar a cierto punto al 100 %, que en este caso era en mayo, y ahora ves que se va un poco a pique la planificación».

«La salud es lo primero»

La tenista anima a los pontevedreses a quedarse en casa porque asegura que «la salud es lo primero». Y lo recalca, pese a que el coronavirus ha puesto una piedra en su camino. «Frustra un poco haber trabajado tan duro, pero tenemos que adaptarnos», reconoce Celia Cerviño, que comenzó su despegue después de estar becada en Estados Unidos, donde compaginó su carrera deportiva con los estudios de Fisiología del Deporte.

Este alto en el camino en su proyección es un contratiempo, del que Cerviño reconoce que «no será fácil recuperar las sensaciones al no poder entrenar en pista». Sus técnicos Tozé Pinto y Chipe Agrelo, junto con su preparador físico, David Rodríguez, le han planificado y adaptado las sesiones para que pueda trabajar desde casa hasta que se suspensa el estado de alarma que se decreto el sábado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cuarentena lleva «un poco a pique» la temporada de Cerviño