Aumentan los positivos por coronavirus en el mundo del fútbol

Oscar Bellot

DEPORTES

Pezzella, que había militado en el fútbol español en las filas del Betis, es uno de los tres infectados en el Fiorentina
Pezzella, que había militado en el fútbol español en las filas del Betis, es uno de los tres infectados en el Fiorentina Jennifer LorenziniLapresse via

La liga italiana registra ya nueve futbolistas contagiados, mientras el Alavés comunicó este sábado los casos de dos integrantes de su «estructura técnico-deportiva»

14 mar 2020 . Actualizado a las 20:22 h.

La pandemia del coronavirus sigue golpeando al mundo del fútbol. Más allá de la suspensión de las principales competiciones, entre ellas la Champions y la Liga Europa además de las cinco grandes ligas del continente, la epidemia continúa dejando futbolistas y miembros de su entorno laboral contagiados. Este sábado se conocieron los positivos del delantero italiano Patrick Cutrone y el defensa argentino Germán Pezzella, ambos pertenecientes a la plantilla del Fiorentina, así como del fisioterapeuta de la escuadra italiana Stefano Dainelli, y del centrocampista Fabio Depaoli, de la Sampdoria. El Alavés informó, por su parte, de que dos integrantes de su «estructura técnico-deportiva» habían dado positivo en las pruebas que se les practicaron y adelantó que el lunes se le efectuarán pruebas al resto del equipo. Por ello, el equipo vasco anunció que los entrenamientos quedan suspendidos hasta conocer el resultado de dichos estudios.

La situación es especialmente preocupante en la Liga italiana, donde ascienden a nueve los futbolistas contagiados en la Serie A. El primer caso confirmado fue el de Daniele Rugani, central de la Juventus cuyo positivo por coronavirus se anunció a última hora del miércoles. Una noticia que motivó la suspensión del duelo de vuelta de octavos de final de la Champions entre el conjunto turinés y el Olympique de Lyon, previsto inicialmente para la semana que viene en Turín. El positivo de Rugani hizo que la plantilla de la Vecchia Signora fuese puesta en cuarentena, así como el cuerpo técnico, directivos y colaboradores de la entidad.

Desde entonces se han confirmado otros ocho casos más en la Serie A. El equipo más afectado es la Sampdoria, que tiene entre los miles de infectados que hay en Italia a cinco futbolistas: el defensa gambiano Omar Colley, el centrocampista sueco Albin Ekdal, el centrocampista noruego Morten Thorsby y los delanteros italianos Antonino La Gumina y Manolo Gabbiadini, además del doctor del equipo genovés, Amedeo Baldari. Tres positivos se han registrado en el plantel del Fiorentina, donde los casos de Cutrone y Pezzella notificados este sábado se suman al del delantero croata Dusan Vlahovic, confirmado el viernes.

Cuarentenas

En España no se tiene constancia por el momento de que haya ningún futbolista contagiado, aunque el Madrid puso en cuarentena a todo el plantel de sus equipos de fútbol y baloncesto tras registrarse el positivo del ala-pívot estadounidense Trey Thompkins, y cerró a cal y canto las instalaciones de Valdebebas. También permanece en confinamiento el Leganés, después de que se confirmase el contagio del director general del club madrileño. La misma medida aplicó desde este sábado el Alavés por los dos positivos en el seno de su «estructura técnico-deportiva». La entidad vitoriana había solicitado a comienzos de la semana pruebas para todos los componentes del primer equipo y las personas que tuvieran relación directa con los futbolistas durante las sesiones de entrenamiento. Fue a raíz de esas pruebas cuando se detectaron los dos casos en el club albiazul, que incidió en que los afectados se encuentran «asintomáticos y en perfecto estado», pero decretó la suspensión de las sesiones de preparación mientras se completan las pruebas médicas.

Los positivos del entrenador del Arsenal, el español Mikel Arteta, y del extremo inglés del Chelsea Callum Hudson-Odoi fueron determinantes en la decisión adoptada el viernes por la Premier League de parar la competición, en consonancia con otras grandes ligas del continente. Fue el caso de la Bundesliga alemana, donde el Paderborn se convirtió este sábado en el primer equipo obligado a ponerse en cuarentena tras el positivo por coronavirus del central Luca Kilian, internacional por las categorías inferiores de Alemania. Los servicios médicos del conjunto renano, colista de la clasificación, decretaron que todos aquellos que hubiesen tenido contacto cercano con el zaguero debían recluirse en sus domicilios y respetar una distancia mínima de seguridad con las personas de su entorno, aunque determinaron que los jugadores y colaboradores del club que no hubiesen tenido relación directa con él podían seguir haciendo su vida normal.

También en Alemania, aunque en la segunda categoría, Timo Hübers, defensa del Hannover 96, fue puesto en aislamiento tras dar positivo por coronavirus y sus compañeros fueron sometidos a test como medida de precaución. Uno de ellos, James Horn, dio positivo.

Entre los directivos destacan los casos del presidente del Olimpiakós griego, Vangelis Marinakis, y el del presidente de la Federación Serbia de Fútbol, Slavisa Kokeza, hospitalizado desde el viernes y que había viajado recientemente a Milán.