Los Lakers ya han llegado

La franquicia angelina ya está clasificada matemáticamente para un «play-off» que no pisa desde el curso 2012-2013


Con 21 partidos de temporada regular todavía por delante, Los Angeles Lakers sellaron matemáticamente con su victoria ante Milwaukee Buks su pasaporte para el play-off. Siete temporadas después, los angelinos volverán a pelear por el título. Demasiado tiempo para el segundo equipo con más campeonatos del baloncesto americano en sus vitrinas.

A la franquicia, primera clasificada del Oeste esta campaña, le ha costado mucho volver a pisar la postemporada. Por muchos factores. La última vez, en el curso 2012-2013, fueron barridos por los Spurs en primera ronda tras un año dramático por la expectativas generadas. Aquel quinteto de lujo formado por Steve Nash, Kobe Bryant, Metta World Peace, Pau Gasol y Dwight Howard fue un fracaso gigantesco del que costó salir. Los Lakers tuvieron que reconstruirse. Soltaron lastre progresivamente. Se fue Howard primero, se fue Gasol después y un ejército de jugadores mediocres comenzaron a vestir el púrpura y oro de unos Lakers hipotecados y sin margen tras ofrecer un último contrato millonario a Kobe Bryant. La dirección consideró que unos años en el desierto merecían la pena por los servicios prestados.

Los angelinos fueron penúltimos en el Oeste en el 2014, penúltimos en el 2015, últimos en el 2016 en el que Bryant colgó las botas, penúltimos en el 2017 y quintos por la cola de su Conferencia en el 2018. Las sucesivas elecciones en el draft —D’Angelo Rusell, Lonzo Ball, Brandon Ingram— no funcionaban como desde los despachos se esperaba. Y la paciencia se agotó. O fue programada para durar hasta que a LeBron James se le acabó su contrato en Cleveland.

Los Lakers anunciaron el fichaje de James en el verano del año 2017 y con él en la rotación se encaramaron hasta el décimo puesto en el Oeste, insuficiente para clasificarse para el play-off. Había que apostar a lo grande y tiraron la casa por la ventana para fichar a Anthony Davis. La hipoteca está saliendo rentable.

Entre las dos estrellas promedian esta temporada más de 50 puntos por partido. Davis domina el aro y LeBron se ha reconvertido en un pasador de lujo viviendo una de sus temporadas menos anotadoras pero superando las 10 asistencias por encuentro. Un registro inédito en él. El resto para ganar lo ponen una serie de veteranos y expertos en levantar títulos como Danny Green, Rondo o el pívot de juego heterodoxo Javal McGee.

Está siendo un buen año. En lo deportivo, porque la muerte de Kobe Bryant lo marca todo. Pero esto es América, y ofrecer el campeonato al 24 es otra motivación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los Lakers ya han llegado