El gallego Miguel Alvariño gana la plaza olímpica en Tokio 2020 en tiro con arco

DEPORTES

El deportista pontés, de 25 años, disputará sus segundos Juegos después de vencer en el proceso selectivo de la federación española

22 jun 2021 . Actualizado a las 20:26 h.

El 9 de agosto del 2016, Miguel Alvariño pagaba su frustración con lágrimas en los ojos en el Sambódromo de Río de Janeiro. Con 22 años, ya era uno de los mejores arqueros del mundo, pero los Juegos le dejaron un regusto amargo: la experiencia de quien disfruta de una competición diferente a cualquiera y la rabia del que se sabe con más nivel que para terminar empatado en la decimoséptima plaza. «Me pongo un 5», resumió antes de añadir: «Sé cuáles son los errores. A ver si los soluciono». Pero dejaba su futuro en el aire: «Si sigo en el tiro con arco, y voy a los Juegos de Tokio, los voy a ganar. Estoy convencido». Ahora acaba de cumplir la primera parte de su profecía. Después de tomarse unos meses de reflexión, decidió que no soltaba el arco y las flechas; ahora ya se clasificó para Japón, y el siguiente desafío sería la medalla en el campo de tiro de Yumenoshima.

Alvariño certificó su plaza en la última prueba del exigente proceso selectivo diseñado por la Federación Española de Tiro con Arco (FETA). La plaza para el país la había conseguido el año pasado Pablo Acha, pero, como sucede de costumbre, se abrió un proceso para determinar quién era el arquero más en forma para competir en Japón el próximo verano.

Alvariño ganó con solvencia un selectivo que incluyó siete pruebas clasificatorias, hasta sumar 195 puntos en un proceso en el que Pablo Acha terminó con 180. De hecho, ambos eran los únicos que llegaron al último fin de semana con opciones de sellar el billete a Tokio 2020.