Corea suspende su Liga y la federación italiana pide una Europa League a puerta cerrada

Agencias

DEPORTES

ALBERTO LINGRIA

El Gobierno italiano dictará decretos ley para regular los partidos de fútbol

24 feb 2020 . Actualizado a las 18:19 h.

El inicio de la K-League, la máxima categoría del fútbol en Corea del Sur, se ha pospuesto indefinidamente debido al brote de coronavirus, mientras que en Italia las autoridades esperan evitar más cancelaciones de partidos ofreciendo jugar a puerta cerrada. Además, Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), informó este lunes de que pidió al Gobierno italiano la autorización a disputar este jueves el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa entre Inter de Milán y Ludogorets, que se debe jugar en terreno milanés, a puerta cerrada, a causa de la alerta por el coronavirus.

Estaba previsto que la K-League comience el próximo fin de semana, pero el país asiático se ha visto muy afectado por el virus que se originó en China en diciembre, con siete muertes y más de 800 contagiados hasta el momento, según la agencia de noticias Yonhap.

La K-League ya había pospuesto los partidos de apertura programados para el sábado, involucrando al Daegu FC y al cercano Pohang Steelers, antes de retrasar el inicio de toda la liga. La competición también decidió pedir a los cuatro equipos de Corea del Sur enrolados en la Liga de Campeones de Asia que jueguen los próximos partidos en casa a puerta cerrada.

El fútbol también se está viendo afectado en Europa, con Italia cancelando varios partidos el pasado fin de semana, incluidos cuatro de la Serie A, debido a las instrucciones del gobierno para contener el virus en las regiones del norte del país. Italia tiene el mayor número de Infecciones por COVID-19 en Europa, superando las 200 y cinco muertes.

El partido de la Serie A del Inter fue uno de los cancelados este domingo y también hay preocupación sobre su encuentro de Liga Europa programado para el jueves contra los Ludogorets búlgaro. La UEFA no se ha vuelto a pronunciar después de decir el domingo que está «en contacto con el Inter y las autoridades locales sobre el asunto».

«Hemos enviado una petición oficial para el desarrollo a puerta cerrada del partido de Liga Europa Inter-Ludogorets del jueves, y esperamos una respuesta en breve tiempo», afirmó Gravina, en una rueda de prensa organizada tras una reunión organizada en la sede romana de la FIGC para analizar las medidas a actuar en los próximos días.

El coronavirus ha provocado ya seis muertos y más de 220 contagiados en los últimos días en el norte de Italia, y cuatro partidos de la Serie A italiana fueron aplazados este domingo por razones de seguridad.

La cúpula directiva del deporte italiano y el Gobierno están trabajando para gestionar la emergencia y, a nivel deportivo, es necesario disputar el encuentro entre Inter y Ludogorets este jueves, pues el viernes se celebrará el sorteo de los octavos de final de la Liga Europa.