La junta directiva presiona a Bartomeu para que se vaya

La Voz REDACCIÓN

DEPORTES

Quique García

El Barça recibe al Eibar en plena crisis institucional, que ya provocó la dimisión de Masferrer y que podría forzar el adelanto electoral

22 feb 2020 . Actualizado a las 09:51 h.

Martin Braithwaite, con solo un entrenamiento en las piernas a las órdenes de Quique Setién, ya entró en su primera convocatoria e incluso podría debutar hoy ante el Eibar en el Camp Nou (16 horas, Movistar LaLiga). El técnico cántabro avanzó que no haría demasiadas rotaciones pese a que la próxima semana es trascendental, con el Nápoles esperando el martes en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones y el Real Madrid amenazando de cara al clásico del próximo domingo.

Pero en Can Barça todas esas cumbres se ven todavía muy lejos. Incluso el duelo ante los de Mendilibar queda en un segundo plano con el club instalado en una crisis institucional que ya tiene su primera víctima y en la que ya se empieza a agitar la bandera de las elecciones anticipadas.

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, recibió ayer importantes presiones por parte de destacados miembros de la junta del club para que la quiebra institucional se solucione abandonando el cargo o convocando elecciones. Jaume Masferrer, el responsable de la campaña de desprestigio contra jugadores en las redes sociales, ha sido la primera víctima. Y tras la reunión informal de ayer, ha quedado relegado de sus funciones hasta que se resuelva lo ocurrido. Según informaciones periodísticas que citan fuentes de miembros de la junta, la cita de los directivos ha sido «muy tensa», tanto que algunos vicepresidentes han presionado a Bartomeu para que convoque elecciones para este verano, un año antes de que finalice su mandato. En concreto, y según Catalunya Radio, Emili Rousaud y Jordi Cardoner, habrían hablado por teléfono con compañeros de la junta directiva para forzar que Bartomeu se apartase de la presidencia.