Támara Echegoyen, campeona del mundo de vela, y Iago López subcampeón

Tercer título mundial para la pontevedresa, mientras el sonense materializó su gran momento con una meritoria plata

Sailing Energy

Redacción

Hace tres meses tenían un pie y medio fuera de la carrera olímpica. Una lesión en el quinto metatarsiano de Paula Barceló la obligaba a pasar por quirófano justo en el peor momento. A solo tres semanas de participar en el Mundial 2019, vital para que España consiguiera la plaza olímpica para 49erFX. Barceló, compañera de la gallega Támara Echegoyen, realizó una recuperación exprés y consiguieron estar en la línea de salida el pasado mes de diciembre. Pero no en buenas condiciones. No lograron clasificarse para el grupo oro y se acabaron retirando al tercer día. Afortunadamente otra gallega, la viguesa Patricia Suárez, logró confirmar para España la presencia en Tokio con un decimocuarto puesto.

De aquella tarde de hospital, en la cama del quirófano, no pasaron ni tres meses. Dos de aquella retirada. Y Támara Echegoyen y Paula Barceló ya pueden decir que son campeonas del mundo de 49erFX. En un tiempo récord. A solo cinco meses de la gran cita nipona, cuando ya nadie contaba con ellas. Después de una competición infernal, en la que tuvieron que suspenderse dos jornadas por el mal tiempo. Por el exceso de viento y por la falta de él. El yin y el yang de la vela.

El barco español llegaba a la última jornada sabedor de que tenía opciones. Ocupaba la segunda posición, a solo dos puntos de las británicas Dobson y Tidey. Pero ya se puso primero tras la primera regata de las dos últimas mangas de la ronda clasificatoria. Fueron terceras, mientras sus rivales más directas se hundieron en la decimocuarta plaza, resultado que descartaron. Una situación que voltearía el barco de Gran Bretaña en la siguiente regata, la última antes de la medal race, tras anotarse un cuarto puesto, por el decimocuarto del barco patroneado por la gallega. Un jarro de agua fría, en la víspera de la batalla final.

Dobsn y Tidey llegaron a la medal race como líderes. Les bastaba con quedar dos posiciones por detrás de Echegoyen para asegurarse el oro. Pero la gallega dio lo mejor de sí en la regata final y firmó un quinto que valió oro. Su rival se había hundido. Décimo. Eran campeonas del mundo.

“¡Estamos felices! acabamos de conseguir el campeonato del mundo, ha sido un campeonato super reñido, en el que hemos tenido que dar lo mejor de nosotras. Hay que dar la enhorabuena a la tripulación inglesa de Charlotte y Saskia que han hecho un trabajo formidable y hasta el último momento no sabíamos quién de las dos iba a ganar”, explicó la gallega al terminar la prueba. “Quiero aprovechar la oportunidad para dar las gracias a nuestro gran equipo, porque esto no hubiera sido posible sin todos ellos”, agregó.

 Regalo de cumpleaños

Támara Echegoyen cumplirá este lunes 36 años. Con este, conquista su tercer campeonato del mundo, tras los logrados en el 2013 y el 2016. El primero de ellos fue en otra categoría, la desaparecida del programa olímpico Match Race, en donde también fue campeona de Europa y oro en los Juegos de Londres 2012. Además, este éxito le llega apenas un año y medio después de estar enrolada en la vela oceánica en el proyecto del Mapfre, equipo español de la Volvo Ocean Race con el que hizo historia. Como mujer (se convirtió en una de las cuatro regatistas femeninas con más victorias de etapa en la historia), pero también como equipo (se quedaron a las puertas del título). 

Sailing Energy

Iago López, subcampeón del mundo de 49er

 El éxito de Támara Echegoyen no fue el único para la vela gallega. En la categoría masculina, el sonense Iago López Marra se colgó la medalla de plata, tras los imbatibles neozelandeses Burling y Tuke. El barco español firmó un quinto y un octavo en las dos últimas regatas de la ronda clasificatoria, que les permitió jugar con la calculadora en la medal race. Necesitaban quedar por delante de Austria y ceder, como máximo, cuatro puestos a Alemania. Lo clavaron. Tal cual. Plata para seguir consolidándose entre los favoritos a medalla en la cita olímpica de dentro de cinco meses.

“Ha sido increíble y estamos felices; es una gran alegría. Nuestro mejor resultado y en año olímpico, con todas las tripulaciones a pleno rendimiento, a tan sólo unos meses de los Juegos Olímpicos. Ahora tenemos que seguir trabajando a tope, entrenaremos con el equipo alemán ?con el que tenemos una gran relación- y con el que hacemos un buen tándem para entrenar al máximo nivel”, explicó el sonense al terminar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Támara Echegoyen, campeona del mundo de vela, y Iago López subcampeón