Es humillante. No se puede perder de esta manera. Mejor dicho, no se puede ganar así. Esto no es deporte. Aunque no sea profesional. Bueno, no es profesional porque no hay convenio, que si no... otro gallo cantaría. Es un bum imparable, el mejor vehículo para transmitir valores y libertades. Así, sí. Se van a enterar en Arabia y hasta en la China Popular. Apuesto lo que haga falta, que para eso tenemos un patrocinador que se dedica a eso. Y él sabrá si compensa cuidar la cantera. Somos el futuro. Aunque en el futuro, ya se verá, porque esta competición era lo más hasta que se clasificaron los que facturan menos. O eso dicen las teles. Apagón. Esos no facturan, fracturan, se chotean. Pero es que mezclan churras con merinas. Y mezclar es lo peor. El deporte es un verso libre. Está muy lejos de la política, aunque de las seis naciones, cinco se guarden rencor. Y la otra es el artista invitado, por aquello de ampliar la difusión de valores. Cuánta falta de ignorancia, que diría el malapropismo. Más educación, por favor. Física y química. Para que no insulten a mi niña, que ni siquiera es árbitra; solo niña. Y gitana, pero ¿qué más da? ¿Tenía que haberlo advertido cuando pagué la ficha? Todos somos iguales, aunque unos más que otros. Al menos, a este nivel no hay mercenarios. Esos, con la racha que llevaban no me representaban. Ahora sí, que lo tenemos a tiro. Esto es otra cosa. Aquí nadie cambia de chaqueta, que te puede entrar un mal aire de tanto quitar y poner. Esto es deporte de verdad, del de sufrir sudando, no aquello (pero si van sentados), o lo otro (pero si solo pasean), o lo de más allá (pero si se dan golpes). Porque en estas pistas donde saltan chispas cada vez que entrenamos se pasa mucho frío. Helados nos quedamos cuando lo del helicóptero. A él nunca le dio por jugar al béisbol, por eso es el más grande. Se ha ganado el derecho a un epitafio impoluto. Cómo somos. No lo sabemos bien. Pero ellos sí. Cómo lo manejan. Son unos campeones. Qué inteligencia emocional, qué generosidad, transmitiendo cultura. Que pasen la pizarra a los empresarios, a ver si aprenden. Coaching fino, análisis de doble filo. Tirar la pelota fuera a veces no es tan malo. Fair play, fair trade. El deporte nos iguala a todos. El tercer mundo, el primero. Pero defina deporte. Atrévase. Échele balones. A ver hasta dónde llega sin merecer una roja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Humillante, se lo digo yo