Una de mitos y leyendas

España se juega el domingo ante Croacia el oro Europeo y el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio


En la historia de este deporte, al igual que pasa en todos los demás, tenemos una tendencia exagerada a la búsqueda y creación de figuras o equipos que destacan claramente por encima de la media, la sociedad vive y necesita de estos mitos, a los cuales las generaciones futuras recuerden y admiren, constituyendo finalmente una leyenda que supera siempre ampliamente la realidad de los hechos, materializando las ansias del ser humano por la búsqueda de la excelencia como camino marcado desde la escuela para la mejora constante de nuestra sociedad y, por tanto, de la humanidad.

A aquellos que les parezca un poco exagera mi introducción deben echar mano de la hemeroteca y podrán comprobar que nadie antes había conseguido las cotas de éxito que estos chicos han alcanzado. Por ello, antes de empiece esta final, la cual parece una más ya que estamos familiarizados con la situación, debemos reconocer, pase lo que pase, el enorme valor que representa estar por tercera vez consecutiva en una final europea y demás logros en competiciones internacionales logrados.

Suecia, Francia y el olimpo

En este deporte siempre se habla de los suecos de los años noventa, de la apabullante Francia de principios de siglo y creo que ha llegado el momento de la mayor de las medallas para esta generación, donde las individualidades se subyugaron por el bien colectivo, lo que les debe poner en el olimpo de este deporte.

La final del domingo contra los croatas (16.30 horas. La 1), segundo partido en menos de cinco días, muestra una situación similar pero creo que nuestras posibilidades son ligeramente superiores debido al excesivo desgaste, no solo físico sino también mental, acumulado por los croatas en el partido interminable de semifinales.

Una clave

No quiero decir que la nuestra fue un paseíllo pero si es cierto que nuestra rotación de jugadores es más larga y completa, mientras ellos acumulan muchos más minutos en sus jugadores claves, a lo que la baja de Luka Cindric condena a remitir el protagonismo una y otra vez sobre Domagoj Duvnjak y Karacic, verdaderos creadores de su juego.

Si atamos bien a estos jugadores, el paso de los minutos hará el resto ya que nuestra rotación en primera línea es mayor y más versátil.

Las defensas se impondrán a los ataques y estoy convencido que nuestra portería nos llevará al oro.

Juan J. Fernández es profesor de la Facultade de Ciencias do Deporte (UDC).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una de mitos y leyendas