España, contra su último verdugo

Eslovenia, obstáculo antes de la final y el billete olímpico


La selección española masculina de balonmano buscará hoy (20.30 horas. Teledeporte) alcanzar su tercera final consecutiva en un Europeo y quedarse a un paso de reeditar su oro y de coger el billete a los Juegos Olímpicos de Tokio, aunque antes tendrá que imponerse a una Eslovenia que no promete facilidades y que fue su último verdugo en una cita continental.

España está a un paso de volver a pelear por el título continental dos años después de hacer historia en Zagreb. El combinado que dirige Jordi Ribera se ha mostrado muy sólido durante todo el torneo.

Nadie ha logrado defender trono desde que lo hiciese Suecia a finales de los 90 y principios de siglo XXI y superar a los eslovenos dejaría a los Hispanos muy cerca de acercarse a esas prestaciones, pero también de volver a unos Juegos tras perderse los de Río de Janeiro, en parte por culpa de su rival de este viernes en el Tele2 Arena de la capital sueca.

Eslovenia se ha mostrado en los últimos años como un rival que ha sabido incomodar a la doble campeona del mundo y su triunfo en el último Preolímpico fue clave para que la por entonces subcampeona europea se quedase fuera del sueño olímpico. De hecho, en la última vez que se vieron las caras en partido oficial, en la segunda fase del pasado Europeo, le complicó el futuro con un claro triunfo por 31-26. Desde entonces, nadie más ha sido capaz de derrotar a España en un Europeo.

Ficha

España: Pérez de Vargas (P), Corrales (P); Maqueda, Fernández, Entrerríos, A. Dujshebaev, Sarmiento, Aginagalde, Solé, Goñi, Figueras, Cañellas, Morros, Gómez, Ariño, Guardiola y D. Dujshebaev.

Eslovenia: Ferlin (P), Kastelic (P), Blagotinsek, Henigman, Janc, Dolenec, Cingesar, Cehte, Kodrin, Zarabec, Sostaric, Horzen, Zabic, Ovnicek, Bombac y Mackovsek.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España, contra su último verdugo