El documental gallego que motiva a la selección española de waterpolo

Los combinados masculino y femenino se enfrentan a la recta final del Europeo y cuentan en un vídeo como la película «Máis ca vida», del cineasta gallego Rubén Riós, les ha cambiado su visión de la vida


La recta final del Europeo ocupan estos días la mente de las selecciones del waterpolo español. El equipo femenino se enfrenta este sábado a Rusia en la final continental después de superar a Hungría y este viernes será el turno del masculino de buscar un pase a la final ante Croacia. La concentración y el trabajo son absolutos, pero la motivación también es muy importante a la hora de lograr victorias y hace apenas un mes, el conjunto dirigido por David Martín vivía una de las experiencias más enriquecedoras de su vida personal y profesional. El visionado del documental de inclusión social Máis ca Vida, del cineasta gallego Rubén Riós.

«Te enseña valores que mucha gente debería aprender» dice el boya, Miguel del Toro. «La esencia de lo que quiere transmitir Rubén, los personajes y los valores, es algo que no había vivido nunca», afirma Eduardo Lorrio, portero de la selección. «Ninguno es más importante que el otro, si no que juntos lo consiguen. Ese es el mensaje principal y al final te toca la fibra como deporte de equipo», añade Laura Ester, portera del combinado femenino. Son algunas de las declaraciones tras la experiencia que estos días sirve de inspiración antes de saltar a la piscina y enfrentarse a los tiburones rivales y que ha sido plasmada en un vídeo en el que los jugadores de waterpolo y el equipo nacional de natación artística cuentan qué supusieron para ellos esas imágenes y cómo les han cambiado la vida.

;
«Máis ca Vida» Mais ca vida

El origen de este encuentro surgió en Barcelona, donde el seleccionador español conoció al actor y director gallego, Rubén Riós en una de sus conferencias y se quedó tan prendado de su trabajo por la inclusión de las personas con discapacidad, que decidió que sus jugadores también tenían que ser partícipes de lo que hacía el cineasta gallego.

Pioneros

Antes de que Campeones saltase a la fama y la visibilidad de las personas con discapacidad intelectual eclosionase, Riós empezó a colaborar en un cortometraje con personas de este colectivo y actores con el fin de mostrar al público las diferencias sociales existentes e invitar a la reflexión. Vida comenzó su rodaje en el 2012 y lo que iba para 3 meses se convirtió en dos años y medio de trabajo. Un tiempo que para el director gallego fue un «bofetón de realidad» gracias al cual se dio cuenta de que el verdadero tesoro no estaba en el resultado final del cortometraje, si no en el proceso. En descubrir de primera mano la riqueza emocional del mundo que rodea a las personas con discapacidad.

Riós decidió grabar todas esas horas de trabajo. Horas y horas de imágenes en las que se plasma todo el proceso de ensayos, de creación de personajes y de la propia grabación, en las que el idioma gallego tiene un valor especial. Cuando el cineasta vio todo el material recopilado se dio cuenta de que el cortometraje, pese a su valor, se quedaba en segundo plano y lo grabado durante esos dos años y medio de aprendizaje tenía un valor tan grande que tenía que hacer un documental con ello. Así nació Máis ca Vida.

«Yo iba a colaborar con ellos, a enseñarles a hacer cine, a que lo pasaran bien y que disfrutasen con la grabación. Y lo que recibí fue un bofetón de realidad cuando me di cuenta de que el que estaba aprendiendo era yo. A veces la educación que nos dan no es suficiente, y considero que me han dado una educación excelente, pero de cara a la inclusión y a la diferencia, no estamos preparados. Actuamos por desconocimiento, no por maldad, y todavía queda mucho por hacer», explica el cineasta.

Esta experiencia le cambió como persona y cambió su forma de crear. En 2015 estrenó Vida y Máis ca Vida y su impacto fue enorme, especialmente en la comunidad universitaria y educativa. También logró ocho candidaturas a los Premios Goya del pasado año. «Nos dimos cuenta de que habíamos abierto una nueva puerta. A raíz de la buena acogida que tuvimos empezamos a colaborar con diferentes entidades que mueven grupo profesionales. Trabajamos durante un tiempo con Twitter en España. Y entramos en el deporte».

Todo empezó en Galicia

Las grabaciones de Riós son la motivación que impulsa a los equipos españoles en el europeo de waterpolo, pero antes de que el cineasta y David Martín se conociesen, y su relación derivase en la grabación de las reacciones de los jugadores de waterpolo y la selección de natación artística, Riós tuvo su primer contacto con el mundo del deporte a través del baloncesto. Y en concreto con uno de los grandes equipos de su tierra, el COB. «Todo empezó en Galicia». Cuenta el cineasta gallego que hace unos años su trabajo llegó a uno de los directivos del Club Ourense de Baloncesto, que tomó un café con él y le mostró algunos de sus vídeos. Las imágenes llegaron a la plantilla y la conexión fue inmediata. Cosas del destino o no, el COB encadenó más de una decena de victorias seguidas en su lucha por lograr un puesto de ascenso a la ACB.

A raíz de este primer contacto surgen más con otros equipos, equipos que convierten los vídeos de Riós en herramientas de aprendizaje. La verdad es el motor que mueve los proyectos del director gallego, que aúna talento e historias sin contar para activar los mecanismos que ayudan a crecer personal y profesionalmente. «Y esto es válido para cualquier sector profesional, no solo se aplica al deporte», afirma.

Las puertas se abren para Rubén Riós. Los encargos y los compromisos se suceden en todo el territorio español. Su próxima demostración será nada más y nada menos que en La Masía, el próximo mes de marzo, aunque tendremos que esperar hasta entonces para saber todos los detalles. Aunque si le preguntas a Rubén Riós cuál sería su sueño, él lo tiene claro: «Poder enseñarles Máis ca Vida al Celta, Deportivo y Lugo».

El director gallego usa el cine como herramienta de inclusión social y laboral para colectivos en exclusión social. Actualmente colabora con la Fundación Once en un nuevo método educativo a nivel europeo, pero su objetivo máximo es que ese material llegue a la élite del deporte, de empresas, de todas las entidades que, además de ganar conocimientos, puedan dar imagen y visibilidad a esta labor. «La sociedad necesita pensar y con contenidos como Máis ca Vida lo hace, ese es el verdadero mensaje». Porque las personas normales pueden hacer cosas extraordinarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El documental gallego que motiva a la selección española de waterpolo