El Breogán aprende la lección y tumba sin agobios al TAU

Victoria por 87-69 de un equipo celeste intenso, compacto y entregado


Parece más equipo el TAU Castellón que el Almansa. Sin embargo, se fue del Pazo masticando una inapelable derrota y con la sensación de no haber podido hacer más. La explicación es simple. El cuadro castellonense se encontró con un Leche Río Breogán con la lección bien aprendida, mucho más compacto, intenso y comprometido que hace una semana en la debacle con los manchegos. El equipo lucense lavó su imagen y vivió una dulce reconciliación con su público, siempre a la altura y que ni siquiera dejó de animar con el encuentro visto para sentencia.

Solo en la primera manga tuvo problemas el ejército celeste para poner en práctica su plan, sostenido en una defensa de hierro. El TAU hacía daño en la pintura y en varios momentos del arranque del partido tuvo la iniciativa en el marcador y en el juego, pero el demarraje del Breo en el tramo final le permitió cerrar el primer período con cinco puntos arriba (20-15). Ya nunca más volvería a estar por delante la escuadra visitante.

La explosión del Breo comenzó en el segundo período a partir del 23-23 que reflejaba el luminoso en el minuto 14. Un par de triples de Ahonen y Soluade y el brillante Powell —el mejor del partido— dispararon definitivamente al equipo de casa, que una vez superada la barrera de los 10 puntos de margen ya no volverían a sufrir agobios en el electrónico.

El tercer cuarto discurrió en medio de un recital de triples. Se vieron tres ya en el primer minuto de juego. Powell abrió la serea del Breo, a la que se sumaron Sergi Quintela, Soluade y, por dos veces, Ahonen. El TAU firmó tres que no le sirvieron más que para poner a salvo su orgullo e impedir que la desventaja fuera sonrojante. Los anfitriones ya tenían casi  todo el trabajo hecho al término del tercer cuarto, cuando el marcador era de 70-52.

Ya en el acto final, tras la canasta inicial de Gavrilovic, Diego Epifanio tuvo que detener el partido y volver a enchufar a sus hombres luego un parcial de 0-8 del TAU gracias a dos triples de Rosa y una canasta de dos. Soluade respondió de inmediato con otro lanzamiento desde más allá de 6,75. Para entonces el Pazo ya era una fiesta. La hinchada y los jugadores se lo pasaban en grande viéndose en poder de una victoria que era ineludible. Después de la decepción sufrida ante el Afanion Almansa, el Breo tenía la obligación moral de completar un partido convincente ante el TAU y, sobre todo, ganar.

Próxima jornada

La próxima jornada también será propicia para los intereses del equipo celeste, puesto que le toca visitar la cancha del Liberbank Oviedo, ahogado en la zona baja de la clasificación y que busca la permanencia. Las 100 entradas de las que dispone el Breo ya se han agotado.

Consulta aquí las estadísticas del partido

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Breogán aprende la lección y tumba sin agobios al TAU