Varane y Modric desatascan al Real Madrid en Getafe

El central, protagonista en dos de los goles, ejecuta al gallardo rival y reconcilia a los blancos con la victoria, a la que el croata puso el broche


El Real Madrid se reconcilió con la victoria y se reencontró con el gol en su primera cita del año. Con una eficacia desacostumbrada en las últimas semanas, los blancos asaltaron el feudo del Getafe y sumaron los tres puntos en un partido de enorme octanaje físico en el que Varane ofició de ejecutor y Courtois se vistió de salvador en un primer periodo en el que el conjunto azulón hizo sufrir mucho a los soldados de Zidane, que inician el 2020 reivindicando su empeño por conquistar la Liga y viajarán a Arabia Saudí para disputar a partir del próximo miércoles la Supercopa de España de novedoso formato con la moral reforzada tras un triunfo de lo más trabajado.

Mordió desde el primer minuto el Getafe con la gallardía a que acostumbra el conjunto de Bordalás ante un Real Madrid que estrenó con nota eje de la zaga en Liga, con Militao acompañando a Varane ante la baja por sanción de Sergio Ramos, y un centro del campo vintage por el que pulularon de inicio Casemiro, Kroos, Modric e Isco. Suficiente para solventar el duelo con oficio y pegada. Comprometida la salida del balón del cuadro visitante por la pujanza azulona, que negaba las vías de conexión con Modric y Kroos, el Real Madrid se vio lastrado durante muchos minutos por un exceso de precipitación que en nada le beneficiaba, sin más podencos que Bale y expuesto a que cualquier error generase el botín perseguido por las huestes locales en un enfrentamiento brioso pero algo plomizo hasta que Arambarri se atrevió a examinar a Courtois con un voleón desde la frontal que repelió el belga con apuros.

Primer aviso para las tropas de Zidane, que apenas habían merodeado por el área rival. Sometidas a perpetuo acoso azulón, cedían terreno en un encuentro de eminente carácter físico en el que Cabrera volvió a poner en un brete al Madrid con otra volea cruzada que salió lamiendo el palo largo.

Courtois sostiene

Pero con el mantel y los cubiertos dispuestos al gusto de Bordalás, un error de Soria en una embarullada acción a balón parado puso en franquía a los blancos. Centró Mendy con la diestra y acudió al bulto Varane, que incomodó lo suficiente para que la bola se citase con la red. Un tanto firmado casi al alimón entre el central y el guardameta que dio al Real Madrid un premio imprevisto y accidental en su primera incursión venenosa.

Con muchos menos merecimientos que en sus últimos partidos, el Real Madrid volvió a saborear el gusto de ir por delante en el marcador más de 300 minutos después de aquella victoria en Brujas a la que siguieron tres tablas consecutivas para despedir el año. Incluso pudo doblar ventaja en un remate a la media vuelta de Benzema después de que Varane pillase desprevenida a la zaga del Getafe con otro envío en largo que resolvió Soria enviando a córner.

No se rindió pese a ello el Getafe. Pudo empatar por dos veces Fajr, primero con un disparo desviado por centímetros y después con un latigazo que abortó Courtois de puños. La figura del cancerbero belga se agigantó de nuevo en un cabezazo a quemarropa de Cabrera al que replicó con una manopla providencial. Crucial su actuación para mantener en pie al Real Madrid en un primer tiempo en el que el Getafe se había cargado de argumentos para marcar de no mediar el soberbio desempeño del guardameta visitante.

Los pupilos de Zidane, que sólo habían convertido un gol en sus 56 últimos remates, se marchaban al entreacto ganando pese a disparar menos que el Getafe. El Real Madrid, al que la falta de pegada dio tantos quebraderos de cabeza en la recta final de 2019, lució en cambio una tremenda efectividad en su primer choque del naciente año. Con el duelo todavía en un puño y el Getafe tirando de coraje, Varane volvió a vestirse se ariete para despejar dudas sobre la autoría de su segundo tanto liguero. Botó el cumpleañero Kroos una falta en la frontal y cabeceó de modo imperial el francés, que clarificó el pleito tras las inevitables dosis de suspense derivadas del uso de la tecnología en el fútbol. Validó el VAR la posición del central y el 0-2 subió al luminoso pese a las protestas de la parroquia azulona, recelosa todo el partido del arbitraje.

Insistió el Getafe pese a la desventaja. Bordalás ha convertido a los azulones en uno de los equipos más incómodos del campeonato con una máxima irrenunciable: la entrega. Pero acabaron llevándose un severo correctivo. Había tenido la sentencia Bale con una picadita que no se comió Soria, que volvería a negarle el gol al Expreso de Cardiff poniendo una mano de hierro a un remate a bocajarro. Pero nada pudo hacer el arquero ante una contra que nació en un robo de Vinicius, convirtió en venenosa Bale sirviendo al primer toque para la cabalgada de Valverde y culminó Modric. Y es que el Real Madrid tuvo tras las campanadas aquello de lo que careció antes de comerse las uvas: una efectividad mayúscula.

FICHA TÉCNICA

Getafe, 3: David Soria, Damián, Djené, Cabrera, Nyom (Amat, min. 80), Maksimovic, Arambarri, Fajr (Jorge Molina, min. 60), Cucurella, Mata (Portillo, min. 80) y Angel.

Real Madrid, 3: Courtois, Carvajal, Varane, Militao, Mendy, Casemiro, Modric, Kroos (Valverde, min. 70), Isco (Vinicius, min. 70), Benzema (Jovic, min. 81) y Bale.

Goles: 0-1: min. 34, David Soria, en propia puerta. 0-2: min. 52, Varane. 0-3: min. 96, Modric.

Árbitro: Munuera Montero (Comité Andaluz). Amonestó a Nyom, Damián, Jovic, Mendy, Portillo

Incidencias: Partido de la decimonovena jornada de Liga, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante 17.000 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Varane y Modric desatascan al Real Madrid en Getafe