Al menos 15 futbolistas han sufrido robos en sus casas

Gerard Piqué, Boateng, Semedo, Jordi Alba, Joaquín, Emre Mor, Iago Aspas o Denis Suárez son algunas de las víctimas


Los robos en casa de futbolistas se han convertido en una tendencia en los últimos meses. Mientras juegan o partido, o cuando están de vacaciones, los asaltantes han encontrado un filón en este tipo de perfiles. Viviendas de lujo como garantía de éxito para el botín de los cacos, este tipo de actos se está convirtiendo en los últimos tiempos en algo casi cotidiano.

El primero en sufrir esto fue Gerard Piqué. Los ladrones entraron en su casa de Esplugues de Llobregat con los padres del central durmiendo en su casa. El botín: joyas y relojes. En esa misma localidad reside su compañero Nelson Semedo. El futbolista sufrió el asalto durante la disputa del clásico por valor de 500.000 euros entre joyas y relojes.

Otro jugador del Barça, Jordi Alba, fue otra de las víctimas. Durante su concentración en Milán con el Barça, los ladrones entraron a también con sus progenitores dentro. Según fuentes policiales, los delincuentes forzaron la caja fuerte, aunque no trascendió si se llevaron objetos de valor o dinero. Los robos durante la disputa de un partido han sido la ocasión perfecta para los cacos. También Boateng lo vivió mientras disputaba un partido en Valladolid. Accedieron a su casa por una ventana y se llevaron joyas y relojes, así como dinero en efectivo valorado en 400.000 euros, según fuentes de la investigación.

Durante la disputa del clásico del pasado mes de febrero, la víctima fue Karim Benzema. Los ladrones entraron en su vivienda aunque no trascendió el botín. En el mes de abril las víctimas fueron los jugadores béticos Joaquín y William Carvalho. Se encontraban disputando el derbi frente al Sevilla. En el caso de Joaquín, la alarma de su vivienda se activó y los ladrones no tuvieron tiempo a llevarse nada importante.

Durante el derbi entre Valencia y Villarreal, Kondogbia, Garay, Paulista y Funes Mori también fueron víctimas de sendos robos en sus viviendas. Aunque los ladrones suelen actuar cuando los futbolistas no se encuentran en sus viviendas, en el caso del jugador del Atlético, Álvaro Morata, la cosa fue más allá. Su mujer y sus dos hijos se encontraban en casa cuando sufrieron un asalto a punta de pistola. Relojes y objetos de valor sentimental de la pareja fue el botín que se llevaron.

El pasado mes de marzo, la ola de robos afectó a futbolistas del Celta. La primera víctima fue Emre Mor. El robo se produjo en Moaña, en la casa en la que el turco residió durante su estancia en Vigo. El botín ascendió a unos 70.000 euros en relojes y alguna joya más. Iago Aspas también fue otra de las víctimas,y en dos ocasiones. La primera el pasado mes de octubre. Ni el delantero ni su familia estaban en casa cuando los ladrones entraron y se llevaron joyas, dinero en efectivo y una colección de relojes, valorados en 100.000 euros. Dos meses después volvió a sufrir un nuevo asalto. En este caso en la vivienda en la que todavía se estaba instalando. Por este motivo, los cacos apenas se llevaron objetos de valor.

El último en añadirse a la lista ha sido Denis Suárez. Los ladrones entraron en su vivienda de Barcelona en busca de dinero y material de alto valor, pero se fueron sin nada al no poder acceder a sus pretensiones. No se llevaron ropa ni otros objetos, pero sí revolvieron todo lo que encontraron y destrozaron la caja fuerte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al menos 15 futbolistas han sufrido robos en sus casas