Las medallas las da la vida

DEPORTES

Álex López-Benito

Deportistas gallegos de élite con discapacidad hacen balance en La Voz de un 2019 memorable y brindan por un 2020 que tiene los Juegos Paralímpicos como principal objetivo de la mayoría de ellos

30 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Nadie como ellos para personificar el afán de superación que conlleva el deporte de élite. Son los gallegos de referencia. Sus éxitos son incontables y lo seguirán siendo, dada la tendencia. Todos quisieron compartir este momento dulce del deporte adaptado gallego con La Voz, y tomar impulso desde este momento para encarar un 2020 que presenta, para muchos, el reto más atractivo: los Juegos Paralímpicos.

«Espero que vengan mejores años, y eso que el 2019 ha sido el primero en muchos aspectos, como el Mundial, competiciones internacionales... y eso no se olvida, son recuerdos que te llenan», afirma la atleta Adi Iglesias. «No nos esperábamos lo que ocurrió y ojalá queden por venir otras cosas que no imaginamos», añade antes de avanzar: «No tengo fechas marcadas, pero al 2020 le pido entrenarme como hasta ahora, sin lesiones ni imprevistos, y lograr alguna medalla importante».

En ocasiones, el transcurso del año fue divergente. Es el caso del taekuondista Álex Vidal y el internacional de tenis de mesa Alberto Seoane. Vidal recuerda que «comezou o 2019 afrontando o Mundial con pouca preparación e, aínda que se logrou un bronce, que non está mal, sempre aspiras a máis; e tralo verán a preparación fíxose máis esixente para o Europeo e caeu o ouro». El barbanzano espera ahora la decisión sobre la plaza que ganó para España para los Juegos. «Tódolos obxectivos futuros pasan por Tokio, nove meses de preparación con ciclos curtos e citas para ir probándose. É un soño, pero son catro anos traballando para xogalo todo a unha carta un día», concluye.

Alberto Seoane vivió un 2019 opuesto. «Hasta que llegó el verano, los resultados fueron buenos, con el Nacional y medallas internacionales, pero en la segunda mitad no pude ni entrenarme por culpa de una lesión de rodilla», relata. «Al 2020 le pido salud y la clasificación para Tokio que, si me apuras, es más difícil que una medalla en los propios Juegos, donde apenas participan catorce, aunque hay una presión enorme por ello», añade. 

A Juan Saavedra se le escapó el Mundial de tiro olímpico por un fallo mecánico en la carabina. Por eso, hace un balance agridulce. «Fue mala suerte, porque estaba en un momento excelente y apenas a un punto y medio del récord del mundo y, de pronto, fue un desastre. Es un poco frustrante cuando no depende de ti, pero cuando entra en juego la mecánica, puede pasar. Lo peor es que sucedió en el Mundial», explica. «Lo bueno es que, al menos, ya había conseguido la clasificación para los Juegos. Y veía que estaba preparado, así que haciendo lo mismo en Japón, espero medalla», analiza. «Espero repetir mi nivel en el 2020 y que no vuelva a suceder lo mismo con la carabina. Aunque bien pensado, eso si pasa una vez, no sucede dos...», bromea el deportista gallego.

CESAR QUIAN

 «Al 2020 le pido salud para poder pelear la medalla en los Juegos»

El encuentro notó las ausencias de varios de los deportistas punteros del panorama gallego. Entre otros, la atleta y triatleta Susana Rodríguez Gacio, el nadador Jacobo Garrido, el maratoniano Gustavo Nieves o el tenista Martín de la Puente, debido a obligaciones laborales (lastre añadido a los deportes minoritarios y no completamente profesionales) y una concentración en Sudáfrica. Sus trayectorias son dos ejemplos más del bagaje que atesoran los deportistas con discapacidad en Galicia y podrían hacer historia en Tokio.

«Intentaré ir a por el oro», espeta decidido Jacobo Garrido, que asegura que en el Mundial no se esperaba acabar en lo alto del podio. «Ahora tendré un poco más de presión», reflexiona. «El 2019 fue el año de la confirmación. Y al 2020 le pido acabar el 2.º de Bachiller y seguir entrenándome con este grupo del Liceo», dice. «Los deportistas gallegos con discapacidad estamos ofreciendo un alto rendimiento cada vez en más deportes», afirma mientras pone como ejemplo a Susana Rodríguez.

Jacobo Garrido
Jacobo Garrido MARCOS MÍGUEZ

La triatleta y atleta coge el testigo. «Es que el 2019 a nivel de resultados ha sido el mejor de mi carrera deportiva, tanto en triatlón con el Mundial y el Europeo, los puestos en las Series Mundiales y la plaza asegurada en los Juegos, como en atletismo, con el cuarto puesto en los 1.500, que no es mi especialidad, lo que me dejó muy contenta no solo con la marca sino con la manera de afrontar las cosas», analiza. «Si se confirma mi plaza en atletismo, sería la primera deportista en participar en unos Juegos en dos deportes diferentes», apunta.