Yago Iglesias, entrenador del Compos: «Ya me salieron algunas canas»

Padre de una niña, a sus 37 años tiene en San Lázaro la plantilla «que más se parece a lo que yo quería»


Santiago

Yago Iglesias (Santiago, 6-10-1982) es el entrenador del Compos. Cumple su cuarta temporada en el banquillo del estadio Vero Boquete. Es licenciado en INEF, en Pontevedra, y desde el 2012 es profesor en la escuela de entrenadores, en las asignaturas de Metodología y Táctica. Inició su aventura en los banquillos en las categorías inferiores y antes de arribar a San Lázaro entrenó en Tercera y Preferente al Pontevedra B, Portonovo, Boiro, Ribeira, Santiago juvenil y Noia.

-¿El Compos es en Tercera como el Barça en Primera?

-No hay comparación, por supuesto, pero cuando estás en un equipo que tiene que ganar siempre la presión es muy grande. Yo quiero exigirme el máximo y pretendo ser mejor cada día. Y eso provoca mucho estrés.

-¿Le compensa tener tantos dolores de cabeza por el sueldo que se cobra en Tercera División?

-No, pero en mi caso, como en el de casi todos los entrenadores, el fútbol es más que una pasión. Es nuestra forma de vida y nuestra filosofía de vida. Desde el momento en que empecé INEF me especialicé en el fútbol. Nunca jugué más arriba de Primera Regional, pero aquí vi un camino para poder llegar a ser profesional. El sueldo no es comparable con los clubes profesionales, pero seguramente el estrés y la toma de decisiones son muy parecidos.

- ¿El Compos es su trampolín?

 -Sí, por supuesto. Llegué del Noia hace cuatro años y ahora el nombre de Yago Iglesias tiene mayor fuerza. Y eso tiene que ver con el club al que representas y por lo que hicimos en este tiempo.

 - ¿Alguna vez se vio fuera del Compos?

-Cuando llegamos, el club había perdido la categoría y había tenido un año muy complicado. Entonces, la filosofía cambió por completo y se empezó a trabajar con gente muy joven. Cada temporada mejoramos los registros del año anterior, pero nos quedamos con la miel en los labios con dos play off de ascenso que perdimos. Fueron momentos en los que le di muchas vueltas a la cabeza por los partidos jugados y las decisiones tomadas.

-¿Sería un fracaso no ascender esta temporada?

-Todos tenemos muy claro que queremos cambiar de categoría, sí o sí. Vamos a por todas. No sé si sería un fracaso, no me gusta esta palabra, pero esto es deporte y nadie te garantiza nada. Solo hay que pensar en el día a día. La de este año es una apuesta muy fuerte.

-¿Si no consigue el ascenso firmaría una quinta temporada?

-No lo sé. A estas alturas no lo puedo decir. El año pasado lo pensé después de no lograr el ascenso, pero de nuevo el club apostó fuerte por este cuerpo técnico. En el Compos siento que estoy en familia.

-¿En su cuarto proyecto tiene la plantilla que más se parece a lo que usted quería?

-Sin duda. Cada vez tenemos más registros y más recursos. Este año tenemos cosas que se consolidaron de estos años anteriores y llegaron futbolistas que complementan muy bien lo que ya teníamos.

-¿Alguna vez le impusieron una alineación?

-Nunca nadie me dijo que tenía que poner un jugador. Nunca lo permitiría. Si alguien me quiere exigir algo así, que no cuente conmigo.

-¿Alguna vez su segundo entrenador le hizo cambiar de opinión?

-Rodri, Álex, la gente que está conmigo me hace ver otros puntos de vista en decisiones e ideas. En ese sentido me dejo guiar y escucho a las personas que están a mi lado, por eso están conmigo.

-¿Le quita más horas de sueño su hija Martina [nacida en julio del 2018] o el fútbol?

-Intento darle el máximo tiempo posible a mi hija, pero lo cierto es que mi profesión me quita mucho tiempo. Al fútbol le dedico muchas horas del sueño, sobre todo la noche después del partido dándole vueltas a lo que pasó y a lo que podría haber pasado.

-¿Llega su mejor temporada en el momento de su mayor felicidad personal?

-Si algo cambió desde que soy padre es que en el momento en que finaliza el partido y llego a mi casa se acabó el fútbol. Es un método y una forma de desconectar muy buena que antes no tenía.

-Pero no le veo muchas canas...

-Sí, ya me están saliendo algunas. Mi mujer me dice que cada vez tengo más. Supongo que será por el estrés de la competición. La temporada dura diez meses, pero el fútbol son 24 horas al día y 365 días al año.

-¿Quién se levanta por las noches cuando llora Martina?

-La madre más que el padre, pero lo llevamos bien.

-¿Qué tal los pañales?

-Aprendí pronto. Siempre recordaré que el primer pañal de mi niña se lo cambié yo en el hospital.

EN CORTO

«Ahora que soy padre le dedico mucho tiempo a mi hija». Así le cambió la vida en julio del 2018 a Yago Iglesias, un hombre al que le gusta «mucho el cine, el teatro y asistir a conciertos». Le encantan los monólogos y en casa se relaja cuidando a su pequeña y viendo series y películas.

-¿Volverá el Compos a Primera División?

-Ahora, tal y como está el fútbol, es complicadísimo.

-¿Real Madrid o Barcelona?

-Barcelona.

-¿Guardiola o Mourinho?

-Guardiola.

-¿Quién es el mejor entrenador del mundo?

-Ahora mismo, por lo que está consiguiendo en estos años con el Liverpool, Jürgen Klopp.

-¿Es Messi el mejor jugador de la historia?

-En la historia hubo grandes futbolistas. No vi jugar a muchos, pero Messi es el número uno.

-¿Quién va a ganar la Champions?

-El Liverpool otra vez.

-¿Y la Liga?

-El Real Madrid está en un buen momento, pero creo que al final volverá a ganar el Barça.

-¿En qué momento cree que puede llegar a saber si será o no un entrenador profesional?

-Buena pregunta, sí señor. Nunca me planteé esto. Tengo 37 años, soy joven y creo que progresé mucho y rápido en poco tiempo. En unos años tendré que echar la vista atrás y ver si seguí este progreso. Entonces, te puedes plantear tu futuro, aunque tengo claro que siempre seré entrenador de fútbol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Yago Iglesias, entrenador del Compos: «Ya me salieron algunas canas»