Messi y Ter Stegen doblegan al Atlético

El argentino y una actuación soberbia del meta alemán desequilibran un auténtico partidazo en el Metropolitano


Sin goles no hay victorias. Messi desatascó el choque para los suyos con una jugada marca de la casa y mantiene al Barcelona en lo más alto de la tabla. Hincó la rodilla un Atlético romo, sin pólvora que sigue mirando hacia arriba desde su posición de equipo mediano capaz de generar decenas de ocasiones y acabar perdiendo el choque. No carbura el conjunto de Simeone.

Derrota ante un Barcelona que usó nuevamente el comodín de su estrella, pero que se sustentó en el pilar más firme que tiene a día de hoy, el de Ter Stegen. El alemán es el mejor complemento de Messi para que el Barcelona, sin jugar bien, siga mirando al resto de rivales desde su privilegiada posición de líder.

Revisarán una y otra vez las imágenes del partido los rojiblancos hasta caer en la cuenta que la calidad y la solvencia se tiene o no. Ter Stegen y Messi se bastaron para sacar petróleo del Metropolitano.

El regreso de Griezmann quedó en anécdota, porque los abucheos eran más que previsibles y el irregular partido del galo también. Sin trascendencia alguna del francés en el juego del Barcelona, fue el de siempre el que rompió lo que parecía un empate a cero de manual.

Que el choque llegara al descanso sin goles sólo se entiende desde lo brutalmente caprichoso que puede llegar a ser el fútbol. Son las celebraciones lo que aportan la sal a este deporte, pero las dianas se resistían en el Wanda. Las ocasiones, claras, se sucedían cada poco, sobre todo en la portería defendida por Ter Stegen. Sólo el tiempo y un análisis sosegado y meridiano ponderará la enorme trascendencia del portero alemán en el Barcelona. Ante un Atlético motivado y persistente, se agrandó la figura del cancerbero teutón para mantener a su equipo en el duelo. En los primeros minutos, el conjunto colchonero estrellaba el balón en la madera tras un rechace de Junior, pero no sería hasta el 19 cuando Ter Stegen emergiera por vez primera para sacar en la línea de gol el disparo de Hermoso. El rostro de asombro del futbolista rojiblanco se repetiría minutos más tarde cuando el guardameta culé sacaba de forma magistral un testarazo de Morata. No daba crédito el ariete madrileño como tampoco la parroquia local que comenzaba a barruntar lo que podría hacer el Barcelona ante tanta misericordia goleadora.

Tardó en entrar en el partido el vigente líder, al menos en lo que al juego ofensivo se refiere. Oblak se sumaba a la fiesta de su colega para atajar el tiro de Rakitic, aunque la ocasión más clara de los visitantes llegaría en la cabeza de Piqué. El central vería como su remate se terminaba estrellando con el larguero.

Griezmann, sin pena ni gloria Ante la ausencia de un fútbol más fluido y triangulado del Barça, Valverde se tenía que contentar con afrontar los segundos 45 minutos en igualdad de condiciones en lo que al marcador se refería. La ausencia de Busquets por sanción permitió ver de inicio a Rakitic, Arthur y De Jong, un tridente más creativo que no terminó de hilvanar jugada alguna.

Sea como fuere, las revoluciones seguían aumentando con el paso de los minutos y los dos banquillos movían su disposición inicial para sacar el choque de las tablas. El Atlético seguía mostrando un mayor convencimiento por la victoria y al Barça le costaba un mundo encontrar a Messi, el único que se antojaba capaz de afrontar con garantía la portería rival.

Aun sin ser el mejor partido del argentino, fue el único que mostró un ápice de interés en batir a Oblak en lo que al tridente ofensivo se refiere. Sin pena ni gloria pasó Griezmann en su regreso a la que fue su casa. Ni el galo ni Luis Suárez aportaron valor alguno al ataque azulgrana.

El empate en el que se movía el choque sorprendía a todos por lo visto sobre el verde. Las ocasiones habían sido claras en una y otra portería, pero el gol se resistía por puro capricho futbolístico y el Real Madrid sonreía ante la posibilidad de ser nuevo líder.

Pero quedaba la aparición estelar de Messi para dejar boquiabiertos a los rojiblancos y mostrar que sigue estando, cada día que juega, por encima del resto de los mortales. Su galopada y su golpeo de interior, previa pared con Luis Suárez, parecieron tan sencillos como eficaces. Nada pudo hacer Oblak para evitar que el Barça ganase el choque y se mantenga, una jornada más, en lo más alto de la tabla clasificatoria.

Ficha técnica:

0 - Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Felipe, Hermoso, Saúl; Correa (Lemar, m. 73), Herrera (Lodi, m. 86), Thomas, Koke; Joao Félix (Vitolo, m. 66) y Morata.

1 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué (Umtiti, m. 82), Lenglet, Junior; De Jong, Rakitic, Arthur (Vidal, m. 73); Messi, Luis Suárez y Griezmann.

Gol: 0-1, m. 87: Messi.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó a los locales Thomas (m. 8), Correa (m. 22), Vitolo (m. 69) y Felipe (m. 73) y a los visitantes Júnior (m. 18), Piqué (m. 31), Rakitic (m. 52) y Lenglet (m. 65).

Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 64.226 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Messi y Ter Stegen doblegan al Atlético