El Leyma también tumba al Alicante y puede soñar en grande

Octavo triunfo en los nueve últimos partidos de liga regular


A Coruña

Se cumplieron dos meses del debut liguero del Leyma. Un arranque penoso ante el Lleida, en el que Riazor sufrió con un equipo apático y carente de ideas. Luego se perdería el siguiente duelo sin transmitir tampoco demasiadas buenas sensaciones. Pocos podrían imaginar que apenas 64 días después el Leyma Coruña sea ya uno de los mejores de la Liga (a un triunfo del liderato), con una racha impresionante de ocho victorias en los últimos nueve partidos. La última víctima, un Alicante (100-72) honrado, que para nada demuestra su condición de recién ascendido, quizás por su pasado reciente en la ACB (nueve temporadas entre los años 2009 y 2012).

Pero este equipo de Sergio García es otro muy diferente al que se vio en el debut. Ahora hay roles definidos y líderes sobre el campo. Casi cualquiera puede amargarle el día al rival y la prueba es que el triunfo ante el Alicante tuvo muchos padres (cinco jugadores superaron los diez puntos y un par de ellos más se quedaron cerca de esa cifra). Un progreso lógico, toda vez que el equipo es nuevo y el entrenador también. Riazor ya disfruta con su equipo y sueña, por qué no, con poder luchar por la ACB.

Y eso que el comienzo de partido fue malo para los intereses del equipo de Sergio García. Alicante impuso su ritmo dinámico y los 215 centímetros del senegalés Bamba Fall intimidaron de lo lindo a los naranjas, que se fueron siete abajo al término del primer cuarto (24-31).

Un 11-2 de salida en el segundo parcial permitió a los coruñeses remontar el partido (35-33), con Djuran (14 puntos al descanso) exhibiendo muñeca caliente. Los locales mejoraron muchísimo en defensa y el resultado fue permitir solo 12 puntos visitantes en el segundo cuarto (46-43 al descanso).

El Lucentum prorrogó su atasco en el tercer parcial, con un 7-0 de salida en los primeros cuatro minutos que llevó al Leyma a alcanzar la barrera de los diez (53-43). Diecisiete a falta de diez minutos (75-58), dejando el último cuarto para engordar estadísticas.

Con 8 victorias y 3 derrotas en su casillero, el Leyma se sitúa ahora a solo un triunfo del líder Valladolid. El cuadro naranja tendrá ahora dos partidos cruciales ante dos de los grandes de la Liga (contra Palma fuera y Valladolid en casa) para demostrarse si realmente puede soñar con el ascenso directo.

Ficha del partido

Leyma: Pecius (8), Xavier (7), Kamba (13), Smith (10), Blackwell (17) -quinteto inicial- Djuran (17), Bulic (-), Martínez (-), Maiza (13), Green (6), Thiam (9), Ferreiro (-).

 Alicante: Ortega (2), Llompart (11), Díaz (7), Fall (9), Thiam (5) -quinteto inicial- Arcos (2), Onwenu (11), Schmidt (10), Pitts (9), Busquets (-), Mendiola (-), Galán (6)

Parciales: 24-21, 22-12 (46-43, al descanso); 29-15 y 25-14.

Árbitros: Pagan Baro, Peláez Santana y Esteve Malmierca. Faltas señaladas: 5-9.

Incidencias: duelo perteneciente a la jornada 11 de la liga regular de la LEB Oro celebrado en el Palacio de los Deportes de Riazor ante unos 1.300 espectadores.

«La gente ha podido disfrutar con nosotros»

Sergio García se mostró sereno a pesar de la abultada victoria y advirtió a sus jugadores de que no pueden entrar al partido tan tarde como contra Alicante. «Hemos empezado fríos, como el ambiente, y nos costó entrar. Teníamos un plan de partido que no estábamos ejecutando tal cual. A partir del primer cuarto el equipo entró a base de crecer en defensa. Solo nos metieron 41 puntos en los tres cuartos siguientes, He felicitado al equipo por ese trabajo, pero tenemos que ser conscientes que el trabajo, pero hay que ser conscientes de que ese trabajo hay hacerlo desde el minuto 1», explicó. «Además, también hemos hecho un buen trabajo ofensivo y la gente pudo disfrutar», matizó. «Fue un juego coral, buscamos que todos vayan participando. Hoy no necesitamos tanto los puntos de Jeff. Sabemos lo que somos y lo que queremos ser» agregó.

El equipo es otro desde la jornada 3 y García es consciente de ello. «Por desgracia, no podemos llamar a la FEB y que nos quiten los dos primeros partidos. Pero estamos en una buena racha. Veo al equipo solidario, que se esfuerza en el rebote, y nuestros aficionados poco a nada pueden reprochar del esfuerzo. Desde el tercer partido tenemos la posición de base completa y tenemos un jugador diferencial como Perris, El hecho de no tener a todos desde el principio fue una dificultad añadida», justificó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Leyma también tumba al Alicante y puede soñar en grande