La Serbia de Djokovic dice adiós a la Copa Davis

El número 2 del mundo se despide del torneo después de desperdiciar ante Rusia tres bolas de partido y eliminatoria en el 'tie break' del dobles junto a Troicki


Colpisa

Andrei Rublev se convirtió en héroe ruso en la eliminatoria de cuartos de final ante Serbia. Logró en solo 53 minutos en el primer duelo de la mañana el 1-0 tras a Filip Krajinovic, por 6-1 y 6-2 de manera express. Después de que Novak Djokovic hubiese llevado la eliminatoria al dobles tras derrotar 6-3, 6-3 a Khachanov volvió a ser Rublev, de 22 años, y 23 del mundo, el que demostró mayor sangre fría que Viktor Troicki, que marró varios golpes claves para una Serbia que desperdició tres match-points y conseguir el punto decisivo en el tie break del tercer set.

«La eliminatoria con Serbia ha sido tirar una moneda al aire y ha salido cara, porque ellos también jugaron muy bien y merecieron ganar», reconoció Rublev. El discípulo del español Fernando Vicente lleva un gran torneo (Roberto Bautista, Filip Krajinovic y el dobles contra Serbia) ya que solo perdió el dobles ante España. «Me siento con mucha confianza y creo que estoy teniendo buenos momentos de tenis. El otro día, con Roberto Bautista, no era favorito y gané. Es una sensación increíble ser parte de este equipo porque somos todos amigos y eso se nota», explicó.

El capitán ruso, el veterano Shamil Tarpishchev ha optado porque Karen Khachanov y Andrei Rublev para todos los partidos de Copa Davis en Madrid. «La unión y camaradería que existe en el grupo para lograr éxitos está siendo la clave», explicó sin dar mucha importancia a que Khachanov no haya podido rendir contra Nadal y Djokovic al nivel esperado. El propio tenista explicó como fueron esos duelos. «Con Rafa jugué un buen partido y con Novak fui mejor en muchos factores. Rafa mete una intensidad muy alta a la pelota pero creo que con él tuve más opciones en el saque, mientras que Novak es un jugador que te empuja hasta el fondo de la pista y con el resto me metió mucha presión», señaló.

El capitán ruso dejó caer que aunque el nuevo formato, con dieciocho equipos jugando en una misma sede a lo largo de una semana, le parece «increíble» añora un poco el antiguo modelo en el que su país compitió durante 55 años. «Sí echo de menos el sentimiento de poder desarrollar el patriotismo paseando el nombre de tu país por el mundo». Rusia, que llegó a Madrid tras superar a Suiza en las eliminatorias jugadas en Biel, se alzó dos veces esta competición con el tradicional modelo, en 2002 contra Francia y en 2006 contra Argentina y llegó a ser finalista en tres ocasiones. Ahora con un Rublev enchufado se enfrentará en semifinales, este sábado contra Canadá (10:30, Movistar Deportes), que el jueves por la noche logró ganar por primera vez en diez enfrentamientos a Australia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Serbia de Djokovic dice adiós a la Copa Davis