Luis Enrique vuelve a la selección y Rubiales achaca a Moreno su adiós

El presidente de la federación revela un mensaje privado para asegurar que el catalán le propuso dejar el cargo para propiciar el relevo del ex técnico culé, que no cuenta con el que fue su ayudante


Luis Enrique vuelve a ser seleccionador español. Firma hasta el Mundial de Catar, en el 2022. «Él era el líder de este proyecto», justificó José Francisco Molina, director deportivo de la federación. En la trastienda, el abrupto final del periplo del que fuera su ayudante, Robert Moreno, que tampoco seguirá en el cuadro técnico del asturiano. La razón, se quedó sin respuesta. «Ni lo sé, ni me compete. Es una relación personal en la que nosotros no estamos. Cuando comparezca Luis Enrique dará las explicaciones que considere pertinentes», despejó una y otra vez Luis Rubiales.

Moreno se hizo cargo, oficialmente, del banquillo de la selección el pasado 19 de junio. Lo hizo tras la renuncia de Luis Enrique. Se marcha con un balance de cuatro victorias y dos empates. Su destino con la selección puede enclavarse entre dos partidos ante Malta. En la víspera del enfrentamiento del 26 de marzo, en La Valeta, Luis Enrique había abandonado la isla de forma urgente tras recibir una llamada de su mujer, que le adviertió de la gravedad en el pronóstivo de su hija Xana. Moreno ya se había hecho cargo del equipo en ese partido y también, de forma interina, ante las Islas Feroe y Suecia. España ganó los tres.

Luis Rubiales comparece para hablar del relevo en el banquillo de la selección Luis Enrique sustituye a Robert Moreno al frente del combinado nacional

El de Hospitalet comenzaba un periplo del que empezó a verse fuera tras otro partido ante Malta. El del pasado domingo en Cádiz. A pesar del 7-0, Rubiales expuso abiertamente en público dudas sobre su futuro, que se precipitaría 48 horas después. Esa noche, y ante la insistencia porque aclare sus palabras, el presidente de la federación remite a la prensa al director deportivo.

Molina se desmiente en 48 horas

En el aeropuerto de Jerez, varios periodistas coinciden con Molina. Les garantiza que Moreno estará en la Eurocopa. «Yo lo que dije es que tenía contrato y que, si no pasaba nada, se sentaría». Molina titubeó ayer, junto a Rubiales, ante la insistencia de los implicados. «Nos mintió, usted ya se había reunido con Luis Enrique el 31 de octubre», le replicaron. «No sé si fui tan tajante. No podía decir nada porque no teníamos nada decidido. Lo de Luis Enrique todavía lo teníamos que valorar». Otra contradicción.

¿Valoración o compromiso?

El propio Rubiales admitió que el asturiano le había mostrado su deseo de volver a la selección en esa reunión, que se había celebrado a finales de octubre en Zaragoza. «Dejamos claro en su día que en el momento en el que Luis Enrique quisiese volver, volvería. Siempre hemos sido muy transparentes. Me comprometí a que si quería volver tenía las puertas abiertas», repitió una y otra vez. Si el técnico ya le había expresado su deseo de volver y ese compromiso existía, ¿qué tenían realmente que valorar Rubiales y Molina?

En la versión de la federación, fue el propio Moreno el que adelantó los acontecimientos al presionar primero para concretar su futuro, y renunciar después al cargo. Pero, si realmente fue el técnico el que decidió voluntariamente apartarse, ¿por qué no compareció tras la victoria ante Rumanía y mandó a dos abogados a la reunión prevista con Rubiales y Molina? Su versión sigue esperando al finiquito. Es el cuarto seleccionador que salta del cargo en el breve mandato de Rubiales, presidente desde mayo del 2018. Lopetegui, Hierro y el propio Luis Enrique -que accedió por primera vez al banquillo el 9 de julio del 2018 lo habían dejado antes.

Un relato extraño sin la versión de los implicados

Rubiales colocó su relato sobre la marcha de Moreno sin que su versión se pueda contrastar con la del técnico. Los periodistas le insistieron ayer en que algo no encajaba.

Firma del contrato. El 19 de junio Rubiales, Molina y Moreno explicaron el contrato del nuevo seleccionador. «Dejaba claro que en el momento que Luis Enrique quisiese volver, volvería», dijo el presidente de la RFEF.

Tres conversaciones con Luis Enrique desde la muerte de Xana. «La primera, el 29 de agosto, que le di el pésame; volvimos a hablar en una reunión a finales de octubre [el día 31], y volví a hacerlo el lunes», relató.

Moreno comenta que el exseleccionador quiere volver. Según Rubiales, fue Moreno quien le anuncia que a Luis Enrique le gustaría volver a entrenar: «Ante esa situación tenemos que hablar con Luis Enrique (...). Después Molina me dice que lo mejor es hablar con todos cuando se acabe la clasificación».

Las dudas de Rubiales y la sorpresa de Moreno. Tras el España-Malata del sábado, Rubiales pisa la zona mixta de Cádiz y no garantiza la continuidad de Moreno. El seleccionador pide el domingo a Molina saber si sigue. «Se le dice que será después de la clasificación y exige saberlo ya. Le decimos que si Luis quiere volver a ocupar su puesto y liderar el proyecto vamos a valorar esa posibilidad», dice Rubiales.

Mensaje del lunes y acuerdo inmediato. Rubiales desvela un mensaje privado en el que Moreno pediría su salida para no complicar la vuelta de Luis Enrique. «Nos dice que se quiere marchar», sostiene el presidente de la RFEF. «Se llama a Luis Enrique para que se comprometa y me dice al momento que sí».

Moreno no acude a la reunión. Ayer dos abogados representaron al exseleccinador en la cita en Las Rozas sobre su finiquito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Luis Enrique vuelve a la selección y Rubiales achaca a Moreno su adiós