España maltrata a Malta y se clasifica como primera de grupo a la Eurocopa

Los goles los firmaron Morata, Cazorla, Pau Torres, Sarabia, Dani Olmo, Gerard Moreno y Jesús Navas.


De menos a más y con una actitud muy profesional, España pasó por encima de la humilde Malta en un duelo tan desequilibrado que en la segunda mitad recordó al del 12-1 de hace 36 años en el Benito Villamarín, pero no permite extraer grandes conclusiones porque la UEFA debería plantearse evitar para acabar con humillaciones absurdas a este nivel. Sirvió eso sí, para que Morata mantuviese su idilio con el gol en siete partidos consecutivos, seis con el Atlético, o para que Santi Cazorla se gustase y evidenciase que la clase es más importante que la edad en este juego. También para que Pau López disfrutase de la titularidad mas cómoda posible en un portero novato o para que Pau Torres y Dani Olmo gozasen del debut soñado, con sendos goles al poco de salir. Hasta Pablo Sarabia y Gerard Moreno pudieron festejar también su primer gol con el combinado nacional. En el debe español, Thiago Alcántara siga sin mostrar el empate que se le exige para ganar protagonismo en el 'equipo de todos'.

Robert Moreno alistó a once con tres hombres del Villarreal y experimental, por más que el técnico rechace este término con tintes despectivos en la alta competición. Se despachó un choque oficial, el primero en Cádiz, pero con visos de amistoso por la endeblez del rival y porque, si Malta termina última de este grupo, las dos victorias ante ella se descontarán en las cuentas de España para ser cabeza de serie. Mantuvo sólo España la base en la zaga, donde los automatismos son obligados porque cualquier desajuste te conduce a la derrota en citas exigentes. Tercera titularidad consecutiva de Albiol, un histórico que se consolida como veterana pareja de Ramos en ausencia de Piqué, y más refuerzo para el infatigable Navas en una línea que puede ser la de la Eurocopa, con la excepción de Jordi Alba, si se recupera bien, en el puesto de Bernat. En un equipo mayor, con cuatro jugadores muy por encima de la treintena, premio con gol para Cazorla, el que mejor golpea el balón en los entrenamientos, con dos pies de seda, y una visión y temple extraordinarios; oportunidad de lucirse para Rodrigo Hernández, cada día más cerca de Busquets, y ensayo en el frente de ataque con tres jugadores rápidos y móviles. Morata, autor ya del doblete que venció la resistencia de los malteses en La Valeta, se reivindicó después de cuatro partidos ausente, y mucha presencia por el flanco izquierdo de Sarabia, llamado a la tercera por las lesiones de Rodrigo Moreno y de Adama Traoré, y sin un minuto en las recientes citas de Noruega y Suecia.

Explicó el seleccionador en la víspera que durante la semana hizo hincapié en cómo romper una zaga tan poblada como la maltesa, con cinco atrás y cuatro por delante muy juntos, aunque el peso de la calidad española, y el enorme esfuerzo de jugadores casi aficionados, ya les iba agrietando. Juego más bien tedioso en el primer acto pero de manual, moviendo el balón de un lado a otro, búsqueda constante de ruptura por banda con Navas y Sarabia. Y muchas jugadas de estrategia para tratarse de una selección. Se nota la mano del meticuloso y vanguardista Moreno.

Vendaval Faltaban más rapidez en la circulación de balón, algo de chispa y más unos contra uno para desequilibrar también por dentro, pero abrir la lata era sólo cuestión de tiempo, de paciencia y puntería. No sufrió mucho Henry Bonello, hijo de John, el guardameta que pasó a la historia por encajar 12 goles hace 37 años en el Villamarín, hasta que le superó Morata en boca de gol tras un córner, una prolongación de Rodrigo y el toque de Gerard, al que luego se le anuló un tanto por fuera de juego posicional del ariete del Atlético. En esta especie de partido de balonmano, con posesión local superior al 84% y momentos de juego pasivo, llegó el segundo poco antes del descanso. Acción de tiralíneas entre Navas y Moreno que definió Cazorla pegado al palo. Regalo para el asturiano, que en septiembre cumplirá 35 años y ya suma 15 dianas con la selección.

Se ganó la segunda gran ovación de la noche -la más sonora y prolongada se la dedicó la tacita de plata a Ramos al ser reemplazado por Alcácer- durante la segunda mitad. Retrasó entonces Moreno a Sarabia y probó con tres nueves arriba. Y España apabulló a los malteses, cada vez más descompuestos. Todos, con especial mención a los nuevos, quisieron sumarse a la fiesta, con borrachera de goles y una afición entregada a la que le sobró tomarse a chirigota el juego de los malteses con olés. Henry Bonello ya no podrá vacilar a John tras la primera noche con siete goleadores diferentes en un partido de España.

Ficha técnica:

España-Malta (7-0) España: Pau López, Navas, Albiol, Ramos (Pau Torres, min. 60), Bernat, Thiago, Rodrigo Hernández, Cazorla (Alcácer, min. 53), Gerard Moreno, Morata (Dani Olmo, min. 66) y Sarabia.

Malta: Bonello, Corbolan (Micallef, min. 33), Caruana, Agius, Zach Muscat, Pisani (Grech, min. 76), Paiber, Vella, Rowen Muscan, Mbong y Nwoko.

Arbitro: Viktor Kassai (Hungría).

Goles: 1-0: min. 22, Morata. 2-0: min. 42, Cazorla. 3-0: min. 62, Pau Torres. 4-0 min. 63, Sarabia. 5-0: min. 68, Dani Olmo. 6-0: min. 71, Gerard Moreno. 7-0: min. 86, Navas.

Incidencias: Partido de clasificación para la Eurocopa de 2020 disputado en el estadio Ramón de Carranza ante 19.773 espectadores. Extraordinario ambiente en una noche fría y ventosa. Pau López estrenó titularidad en la selección absoluta Pau Torres debutó y España lució la nueva camiseta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España maltrata a Malta y se clasifica como primera de grupo a la Eurocopa