Carlos Pouso: «No quiero rondos en mi área, pero tampoco sacarla de un pelotazo»

El nuevo entrenador del Pontevedra debuta mañana tras una semana de trabajo con el equipo


Carlos Pouso se define como una persona «normal». Tras más de un año sin poder dirigir un partido, mañana en Las Rozas tendrá su puesta de largo sin que anticipe cambios muy bruscos en el equipo.

-¿Después de una semana de trabajo ha cambiado mucho la idea que tenía del Pontevedra con respecto a la que traía?

-A los jugadores los conocía de haberlos visto en el Pontevedra o en otros clubes y a todos juntos tan solo ahora, porque mentiría si digo que he hecho un seguimiento exhaustivo del club con anterioridad. Hay jugadores a los que les veo todavía un poquito más bajos de lo que yo les había visto y que espero que mejoren. Otros me han sorprendido agradablemente. También es cierto que yo no traía un conocimiento de gente como Santi Figueroa o Naveira como puedo tener de Pol Bueso o de Pedro Vázquez. Lo que sí he percibido es un grado de implicación muy alto de todos. No conmigo, sino con el club.

-¿Qué le gustaría que pensase la gente después de ver jugar a su Pontevedra?

-Me encantaría que la gente saliese de Pasarón con una sonrisa de oreja a oreja. Tenemos que intentarlo porque estamos en deuda con una afición ejemplar que apoya y que arropa. Seguro que están con ilusión de que les demos buen juego y resultados.

-¿Tiene ya una idea clara de a qué quiere que juegue su equipo?

-Lo tengo clarísimo y se va a ver desde el primer día. Puede que el del domingo no sea el escenario ideal, pero mis ideas de juego casan bastante con lo que se ha realizado ya. No quiero un equipo haciendo un rondo en mi área, pero tampoco quiero que la coja y la saque de un pelotazo. Busco un equipo fluido, profundo, vertical, agresivo, intenso, alegre y que defienda con uñas y dientes cuando no tenga la pelota.

-¿Es entrenador de adaptarse al equipo o trata de que el equipo se adapte a sus ideas?

-Me tengo que adaptar más yo a ellos que ellos a mí. Este equipo estaba ya construido y yo solo puedo hacer ligeras variaciones. No puedo tirar ese tabique y construir otro.

-La temporada pasada no estuvo entrenando a ningún equipo. ¿Qué hace un técnico cuando no entrena a nadie?

-Ver mucho fútbol y documentarse mucho. Mi vida no solo ha estado en el campo, sino también en los despachos. Tienes que tener un conocimiento amplio de jugadores y de mercado. He analizado muchos partidos de Segunda B. Por curiosidad, no solo porque pueda ir allí como entrenador.

-¿Guardiolista o Mourinhista?

-Seguramente te va a decir todo el mundo que soy más Guardiolista. Yo lo único que puedo hacer es copiar cosas de ambos porque los dos tienen cosas buenísimas a nivel táctico y de desarrollo de juego. Mourinho ha conseguido excelentes resultados en países distintos y merece un respeto impresionante y Guardiola es el mayor innovador en los últimos 20 años en lo que es el juego posicional.

-¿Tiene algún referente en la profesión?

-Todos para mí son referentes. Me parecía un escándalo Luis Aragonés cuando yo empecé a entrenar, ha dejado un legado tremendo de lo que es el orden, el despliegue y el contraataque. Me entusiasmaba también Vicente Del Bosque y me une con él además una buena relación personal hasta el punto de que he ido a comer con él. Ahora mismo, y no porque sean paisanos, también hay entrenadores muy buenos como Ernesto Valverde, Arrasate o Mendilibar. Mismo en nuestra categoría, Manix Mandiola, que fíjate la temporada que está haciendo. Que nadie me hable mal de ellos porque se va a encontrar en mí un enemigo

«Esta va a ser la primera vez que no voy a poder ir a votar»

El preparador vive los encuentros intensamente. «Si queréis, hacedme hoy una foto sentado en el banquillo porque es la única que vais a tener», bromea.

-Fuera del fútbol ¿qué le gusta a Carlos Pouso?

-Televisión veo muy poquita si no es deporte, quizás algún debate. Soy un enamorado de los documentales de viajar, porque yo no puedo. También me gusta mucho pasear e ir al monte a ir a coger setas. Aunque no entiendo del tema y nunca me las como si no me las analiza alguien que sepa. Soy una persona normal a la que le gusta tomar una cerveza después del entrenamiento con mi cuerpo técnico, comer, charlar y después volver a la oficina a seguir trabajando. Llevo una vida absolutamente volcada en esto, pero si viviese las 24 horas pensando en el fútbol sería un desgraciado. A ninguna profesión es bueno dedicarle todo tu tiempo, hay más cosas.

-¿Es una persona supersticiosa?

-Siempre he tenido supersticiones y las seguiré teniendo. Antes era de santiguarme mucho, de pisar con una misma pierna o llevar la misma ropa interior los días de partido. Pero ahora ya cada vez menos cosas. Reconozco que en las vísperas de partido sí soy algo más huraño porque estoy preocupado por el desarrollo del juego, pero nada más.

-Debuta en día de las elecciones generales ¿ha podido votar?

-No voy a poder votar. Esto me ha surgido de repente y creo esta va a ser la primera vez que no voy a poder ejercer mi derecho a voto. De todas formas el disputado voto del Señor Pouso no va a declinar unas elecciones ni en Sopelana ni a nivel nacional. Lo que vote la mayoría de la ciudadanía será bien acogido. Lo que tengo claro es que yo no podría ser político, porque me echarían de mi partido por apoyar las ideas de otros si me parecen buenas para todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Carlos Pouso: «No quiero rondos en mi área, pero tampoco sacarla de un pelotazo»