La huelga del fútbol femenino, pendiente de la guerra entre federación y Mediapro

Clubes y sindicatos tienen un principio de acuerdo, pero necesitan el ok de la productora ante la propuesta de la RFEF


En medio de una partido de ping pong. De un lado para otro. Así se sienten ahora mismo clubes y sindicatos, que por primera vez en 13 meses van de la mano y parecen estar de acuerdo en firmar unas condiciones laborales mínimas para las futbolistas de Primera Iberdrola. Ha quedado demostrado que lo único que frenaba su acuerdo era que las entidades pudieran disponer de más recursos económicos, pero falta por ver cómo se consuma el acuerdo.

Y es que ahora mismo el convenio del fútbol femenino, que desbloquearía la huelga indefinida prevista para a partir del 16 de noviembre, está pendiente de la guerra fría que mantienen desde hace meses la Real Federación Española de Fútbol y Mediapro. Porque la productora ofrece una salida del gusto de los clubes que rechaza Rubiales; mientras que la RFEF ofrece otra que necesita la aprobación de la productora. Un lío.

Mediapro emitió un comunicado el lunes en el que se ofrecía a romper el contrato firmado con la asociación de clubes, valorado en 9 millones de euros por 3 temporadas, a cambio de que la RFEF permitiera a los clubes adherirse al Programa Élite (una bolsa de dinero común en la que a principio de temporada había 8 millones de euros para repartir entre los 16 clubes de Iberdrola, a cambio de los derechos de televisión, entre otras cosas). Pero esa propuesta incluía otra condición que la RFEF rechaza de forma rotunda: permitir a Gol televisar dos partidos semanales, a razón de 1,5 millones de euros, para la bolsa.

Rubiales ha rechazado de forma tajante la propuesta de Mediapro, con la que mantiene un arduo enfrentamiento desde hace tiempo, y que ambas partes han llevado a los juzgados. Pero el presidente de la RFEF ofertó otra salida a los clubes este miércoles. Hacerse cargo de la diferencia de dinero entre el salario mínimo que ofrecían los clubes y el que exigían los sindicatos (cifrado por la RFEF en 1,15 millones de euros) y 500,000 euros extra para el fondo de solidaridad de las jugadoras, a cambio de 3 condiciones: que todos los partidos se puedan televisar en el canal que decida el equipo local; que los patrocinadores de la RFEF para el fútbol femenino tengan presencia en todos los campos; y que cuando finalice el contrato firmado con Mediapro los clubes vuelvan al redil federativo para ir todos juntos en la negociación de los futuros derechos. Además, Rubiales ofreció el Programa Élite a los clubes, a partir del momento que sean capaces de romper su acuerdo con Mediapro, si es que lo quisieran romper.

Y es ahí en donde este jueves se toparon de bruces clubes y sindicatos, en la segunda reunión mantenida en el Ministerio de Trabajo: desconocer si Mediapro estaría dispuesta a conceder lo que pide la federación a los clubes, sobre todo en el asunto de que cada equipo local decida dónde retransmitir sus partidos.

En el mes de abril, la RFEF emitió un comunicado en el que señaló que no iba a tener «ninguna relación contractual» con Mediapro, tras «constatar» que las empresas del grupo «aceptaron su culpabilidad por los sobornos practicados por los directivos del mismo a responsables de federaciones de fútbol de FIFA y Concacaf».

Clubes y sindicatos volverán a reunirse a las 18 horas del lunes, a la espera de que federación o Mediapro desbloqueen esta situación. Además, los clubes se sentarán con la RFEF el mismo lunes por la mañana.

Todo el plantel del Barça femenino cobra menos que Nelson Semedo

Iván Antelo

Las pobres condiciones laborales sitúan la Primera Iberdrola al borde de la huelga

Solo piden poder vivir del fútbol. Y para conseguirlo están dispuestas a ir a huelga. Las futbolistas españolas están hartas de años de precariedad y de ninguneo por parte de los diferentes estamentos del fútbol español. Los sindicatos (AFE, UGT y Futbolistas ON) salieron tremendamente enfadados en la noche del martes, tras fracasar su decimoquinta reunión en un año con la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF). Ahora, consultarán los pasos a seguir con sus asociadas, pero la huelga está cada vez más cerca. «Las jugadoras están hartas», explica a La Voz Tamara Ramos, gerente de Futbolistas ON.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La huelga del fútbol femenino, pendiente de la guerra entre federación y Mediapro