La huelga del fútbol femenino, pendiente de la guerra entre federación y Mediapro

DEPORTES

AFE

Clubes y sindicatos tienen un principio de acuerdo, pero necesitan el ok de la productora ante la propuesta de la RFEF

08 nov 2019 . Actualizado a las 08:53 h.

En medio de una partido de ping pong. De un lado para otro. Así se sienten ahora mismo clubes y sindicatos, que por primera vez en 13 meses van de la mano y parecen estar de acuerdo en firmar unas condiciones laborales mínimas para las futbolistas de Primera Iberdrola. Ha quedado demostrado que lo único que frenaba su acuerdo era que las entidades pudieran disponer de más recursos económicos, pero falta por ver cómo se consuma el acuerdo.

Y es que ahora mismo el convenio del fútbol femenino, que desbloquearía la huelga indefinida prevista para a partir del 16 de noviembre, está pendiente de la guerra fría que mantienen desde hace meses la Real Federación Española de Fútbol y Mediapro. Porque la productora ofrece una salida del gusto de los clubes que rechaza Rubiales; mientras que la RFEF ofrece otra que necesita la aprobación de la productora. Un lío.

Mediapro emitió un comunicado el lunes en el que se ofrecía a romper el contrato firmado con la asociación de clubes, valorado en 9 millones de euros por 3 temporadas, a cambio de que la RFEF permitiera a los clubes adherirse al Programa Élite (una bolsa de dinero común en la que a principio de temporada había 8 millones de euros para repartir entre los 16 clubes de Iberdrola, a cambio de los derechos de televisión, entre otras cosas). Pero esa propuesta incluía otra condición que la RFEF rechaza de forma rotunda: permitir a Gol televisar dos partidos semanales, a razón de 1,5 millones de euros, para la bolsa.