La federación pondrá 1,15 millones para que se firme el primer convenio colectivo del fútbol femenino

La RFEF pagará la diferencia económica que existe entre lo que ofrecen las clubes y lo que piden las jugadoras para así desconvocar la huelga


Redacción

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), anunció en la tarde de ayer, en la reunión que mantuvo con los clubes de fútbol femenino (ACFF), el sindicato AFE y las jugadoras de la selección española, que está dispuesto a asumir la diferencia económica que existe entre lo que ofrece la ACFF y lo que exigen las jugadoras para firmar el primer convenio colectivo del fútbol femenino español. Una diferencia económica que la RFEF cifra en 1,15 millones, que está dispuesta a pagar «para que salgáis del apuro». Se espera que hoy los tres sindicatos (AFE, Futbolistas ON y UGT) y la ACFF estudien la propuesta de la RFEF en la reunión que está prevista que se celebre en el Ministerio de Trabajo. Si aceptan y se rubrica el acuerdo, se desconvocaría la huelga indefinida prevista para que se celebrara desde el 16 de noviembre. «Evitar la huelga sería bueno, pero mejor es que las jugadoras quedéis contentas», explicó Rubiales en el acto.

La oferta de la RFEF no es gratis. Para empezar, pide que los cuatro clubes que no pertenecen a la ACFF (Barça, Athletic, Madrid CFF y Tacón) puedan retransmitir sus partidos. «Vamos a poner esa diferencia que hay e, pero a partir de ahí, queremos que se desbloquee la situación para televisar todos los partidos con la operadora que tenga contratado el equipo local. No queremos que se vete ningún partido de la Liga Iberdrola», pidió el presidente de la RFEF, a cambio de poner esos 1,15 millones.

Se espera que este jueves, los tres sindicatos (AFE, Futbolistas ON y UGT) y la ACFF estudicien la propuesta de la RFEF y firmen el acuerdo, en la reunión que está prevista que se celebre en el Ministerio de Trabajo. Tras la rúbrica, se desconvocaría la huelga indefinida prevista para que se celebre desde el 16 de noviembre.

Las futbolistas pedían tener un sueldo mínimo de 16.000 euros, con un 75 por ciento de parcialidad, lo que supone 12.000 euros brutos anuales de sueldo real, Aemás, querían incluir otra serie de prestaciones sociales como un plus de antigüedad por cada dos años de permanencia en el mismo club (con importe equivalente al 5 por ciento del salario mínimo fijado en el convenio), ayudas a la maternidad de 600 euros, un complemento salarial por incapacidad temporal sea cual sea la contingencia al 100?% del salario durante todo el período de baja, un protocolo para la prevención y actuación contra el acoso, un protocolo de embarazo, maternidad y lactancia y 30 días naturales de vacaciones de los cuales 21 sean consecutivos en verano.

 El futuro

De cara al futuro, la RFEF también ofrece a los clubes que se sumen al Proyecto Élite Femenina, con el que cobrarían 500.000 euros por club de Primera Iberdrola, pero no acepta la propuesta de Mediapro. «Podéis sumaros, pero sin condiciones. Romped el acuerdo que tenéis firmado [3 temporadas y 9 millones de euros a repartir] y veniros, porque os vamos a ofrecer mejores condiciones que las que tenéis», explicó Rubiales. «Yo no puedo negociar así, pidiendo dos partidos, que a lo mejor valen más que los otros seis restantes [en referencia a la propuesta de Mediapro]», agregó.

 Eso sí, si los clubes deciden seguir con Mediapro y no suscriibirse al programa de la RFEF, Rubiales les pidió, también a cambio del dinero que desbloquea la huelga, "un compromiso para que cuando se terminen los acuerdos firmados dentro de 3 años, ir todos juntos, porque me comprometo aquí con todos a que la competición generará un mínimo de 10-12 millones de euros. Y con ese dinero podremos hablar otra vez de salarios de 18.000 euros para todas y 2.000 más por derechos de imagen, como me comprometí con mayo con las jugadoras, hasta que nos sacaron de la mesa", destacó. 

Todo el plantel del Barça femenino cobra menos que Nelson Semedo

Iván Antelo

Las pobres condiciones laborales sitúan la Primera Iberdrola al borde de la huelga

Solo piden poder vivir del fútbol. Y para conseguirlo están dispuestas a ir a huelga. Las futbolistas españolas están hartas de años de precariedad y de ninguneo por parte de los diferentes estamentos del fútbol español. Los sindicatos (AFE, UGT y Futbolistas ON) salieron tremendamente enfadados en la noche del martes, tras fracasar su decimoquinta reunión en un año con la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF). Ahora, consultarán los pasos a seguir con sus asociadas, pero la huelga está cada vez más cerca. «Las jugadoras están hartas», explica a La Voz Tamara Ramos, gerente de Futbolistas ON.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La federación pondrá 1,15 millones para que se firme el primer convenio colectivo del fútbol femenino