Siete de siete para un Liceo que continúa líder de la OK Liga

El equipo verdiblanco tiró de paciencia y recursos ante un Vic que planteó un partido apático en el Palacio (7-3)


El deporte es una actividad de sensaciones. De inercias. De contagio de emociones. Las actuaciones individuales van muchas veces condicionadas al grupo. Al ambiente exterior. O simplemente a la actitud del rival. Y cuando de una competición de regularidad se trata, hay que estar preparados para sacar adelante los partidos motivantes y aquellos que también resultan incómodos de jugar. Y así lo está demostrando esta temporada el líder de la OK Liga. El Deportivo Liceo sumó su séptima victoria de la competición española (lleva otra en Liga Europea) en uno de esos encuentros de inapetencia en los que el rival no ayudó a meterse en el partido. Una victoria que le permite seguir líder y soñar con afrontar los play-off por el título con el factor cancha a favor.

El duelo comenzó, como era de esperar, con un Vic (en lo que va de temporada solo había ganado al último y empatado con el penúltimo) sin la más mínima intención de jugar al hockey. Bien cerrado atrás, sin mayor compromiso que el de aguantar y esperar la oportunidad de alguna contra. Para abrir la lata, los gallegos trataron de mover la bola y apostar por el tiro exterior, evitando de esta manera cualquier posible susto y también la pelea estéril dentro del cuadro.

La tuvo Facu Bridge a los cinco minutos cuando se quedó solo ante la meta rival. Pero marró el disparo. Poco a poco fueron llegando otras ocasiones más o menos claras que un inspirado Burgaya se encargó de desbaratar bajo los palos. No pudo hacerlo a los doce minutos, cuando Marc Grau recibió dentro del rectángulo y subió el primero al electrónico de Riazor.

Podía pensarse que una vez abierto el marcador, el Vic se vería obligado a adelanterse y modificar su puesta en escena. Pero esta no varió un ápice. El Liceo siguió bombardeando la meta rival y los catalanes se defendieron como pudieron. Hasta que Carles Sánchez cometió una dura entrada a poco menos de tres minutos para el final, que fue sancionada con azul y, por tanto, libre directo. Oruste se encargó de ejecutarlo sin acierto. Pero todavía con superioridad  numérica (la azul había supuesto dos minutos de exclusión para el jugador catalán), el argentino se vino arriba, se fue de dos y puso el 2-0 en el marcador. Solo faltaba 1.46 para el descanso y el partido parecía resuelto. El Liceo, sin haber ofrecido un gran espectáculo, estaba sabiendo ser resolutivo. Demostraba recursos para superar también a los rivales menos motivadores y más incómodos.

Pero a Juan Copa parecía que no le estaba gustando la imagen. Temía que el equipo cayera en la apatía y trató de corregirlo en el vestuario. El Liceo que saltó a la cancha en la segunda parte fue otro. Un equipo al que no le importó la frialdad del Palacio (aunque había unos 1.200 espectadores no se notaba bullicio) ni la desgana del rival. Salió convencido de resolver. Planteó una segunda período muy vertical con un rápido movimiento de bola y encarando en todo momento la meta contraria. Buscaba imponer su poderío físico ante un equipo justito como el Vic. El resultado, el deseado. En solo siete minutos, Platero y Dava Torres ya habían anotado el tercero y el cuarto.

El encuentro estaba resuelto y solo faltaba el premio para Marc Grau, el hombre que había abierto el marcador. En un partido muy completo, el menor de los hermanos de Lloret puso la firma al quinto y al sexto goles verdiblancos. Entretanto, el Vic anotó el del honor y tuvo un penalti a favor, que el mayor de los Grau detuvo. Platero, de penalti, sellaría la goleada. El resto minutos de basura en los que el Vic aprovechó la desconexión verdiblanca para hacer dos tantos más y reducir diferencias hasta el definitivo 7-3.

De esta manera, el Liceo cerró que le permite seguir liderando la OK Liga tras siete jornadas disputadas con pleno de aciertos y una sensación de que este equipo, que ya está mostrando muchísimo, todavía tiene repertorio por exhibir. De momento, gana hasta con apatía.

Ficha técnica

Liceo: Grau, Dava Torres, FAcu Bridge, Platero y Maxi Oruste -cinco inicial- Roberto di Benedetto, Marc Grau, Ciocale, Bruno di Benedetto

Vic: Burgalla, Roger Font, Jaume Molas, Povedano, Jordi Urbano -cinco inicial- Le Berre, Arnau Font, Carles Sánchez.

Goles: 1-0, min 12: Marc Grau; 2-0, min 23: Oruste; 3-0, min 26: Platero; 4-0, min 32: Dava Torres; 5-0, min 39: Marc Grau; 5-1, min 42: Povedano; 6-1, min 45: Marc Grau; 7-1, min 46: Platero (penalti); 7-2, min 47: Povedano; 7-3, min 49.30: Le Berre

Árbitros: Rubén Fernández y Jorge Martínez. Mostraron tarjeta azul al Carles Sánchez.

Incidencias: Encuentro disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor ante unos 1.200 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Siete de siete para un Liceo que continúa líder de la OK Liga