Morata certifica a medias la reacción del Atlético ante el Sevilla

Los rojiblancos, que pudieron ganar en el descuento, se vieron obligados a dar un paso al frente tras el descanso, pero el VAR anuló un gol a Diego Costa y el hispano-brasileño falló un penalti clave decretado por la tecnología


colpisa

Alvaro Morata, que marcó por cuarto partido consecutivo, certificó a medias la reacción del Atlético de Madrid, que estuvo muy contemplativo en una primera parte en la que se adelantó el Sevilla y se vio obligado a dar un paso al frente tras el descanso para evitar la derrota en el Sánchez Pizjuán e intentar ganar, lo que pudo conseguir en el descuento. Morata, que atraviesa su mejor racha como rojiblanco cuando tanto echa en falta los goles el equipo de Diego Pablo Simeone, no fue sin embargo suficiente para el triunfo de los colchoneros, porque aunque el Atlético jugó una buena segunda mitad, en la que fue superior, Diego Costa falló un penalti clave decretado por el VAR en el minuto 70 y no tuvo continuidad. Vaclík detuvo el lanzamiento del hispano-brasileño en una tarde aciaga de Diego Costa, que fue suplente, saltó al campo después del intermedio y vio cómo el videoarbitraje le anuló también un gol en el 55' por fuera de juego de Correa, autor de otra asistencia, aunque en esta ocasión frustrada por la tecnología. La que quitó y dio, aunque no sirvió para nada desde el punto fatídico, a un Atlético de Madrid de dos caras que se ha malacostumbrado al conservadurismo, hasta que se encienden las alarmas, y a sumar de uno en uno.

En el Pizjuán se vio a remolque el Atlético desde antes de la media hora, cuando el Sevilla, en su primer remate a portería, abrió el marcador a balón parado, ya que la defensa rojiblanca dejó solo al Mudo Vázquez en un peligroso lanzamiento de falta y Oblak, tapado por sus compañeros, tampoco estuvo nada acertado. Anuló durante toda esa primera parte tan táctica el Sevilla al Atlético, con los tres centrales que dispuso Julen Lopetegui, con Gudelj en la zaga, y la intensidad y brega que le puso el equipo blanquirrojo en el medio campo. En ese período la posesión fue del Sevilla y el Atlético, que apostó como le gusta por los contragolpes, apenas tuvo opciones en ataque, pese a los intentos de Lemar y Morata. El técnico guipuzcoano del Sevilla quiso blindar atrás a su equipo y le salió redondo en ese primer tiempo en el que el Atlético renunció por completo al balón y no tuvo chispa arriba, con poca elaboración en la medular y sin posibilidades de sorprender para Correa y Morata. Contra la defensa de tres se estrelló entonces el conjunto de Simeone, que aunque el rival era duro y también aspiraba al liderato de la Liga, aunque fuese provisional, casi tiró la primera mitad, fiándolo todo a alguna acción a la contra que culminase con éxito pero que nunca llegó. Fue tras el descanso, cuando Simeone retiró, aparte de a Trippier por motivos físicos, a Lemar para dar entrada a Diego Costa y jugar de nuevo con dos '9', cuando el Atlético despertó y se fue por fin arriba, porque no le quedaba otra.

Llegó entonces una fase de muy buen fútbol, ambicioso, dominador y punzante de los rojiblancos, que se tradujo en principio en un jugadón de Thomas culminado por Koke que casi sacó en la línea de gol Gudelj, protagonista omnipresente. Poco después, también en el mencionado tanto anulado a Diego Costa, en el empate de Morata y en el penalti cometido sobre Koke y malogrado por el hispano-brasileño. Ese fallo, aunque fuese más mérito de Vaclík, dejó muy tocado al Atlético, que volvió a apagarse en ataque, a ceder la pelota y el terreno, y empezó a pasarlo mal atrás con los córners sevillistas. Sin embargo, al Atlético se le presentó incluso la oportunidad de ganar en el descuento, cuando en el minuto 91 Vaclík le detuvo otro disparo a Diego Costa y, en la línea de gol, cuando se disponía a remachar Morata, Koundé, tras pegarle la pelota en el brazo, retuvo el balón con las piernas, mientras los jugadores visitantes reclamaban penalti. Sin embargo, ahí no entró el VAR en una acción que al menos debía haber sido castigada por el árbitro con libre indirecto.

Ficha técnica:

1 - Sevilla: Vaclík; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón; Franco Vázquez, Gudelj, Banega (Pozo, m.86); Ocampos, De Jong (Chicharito, m.78), Óliver Torres (Jordán, m.57).

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Trippier (Arias, m.46), Felipe, Mario Hermoso, Lodi (Herrera, m..78); Lemar (Diego Costa, m.46), Thomas Partey, Saúl Ñíguez, Koke; Correa y Morata.

Goles: 1-0, M.28: Franco Vázquez. 1-1, M.60: Morata.

Árbitro: José Luis González González (C. Castellanoleonés). Amonestó a los locales Franco Vázquez (m.39), Óliver Torres (m.40) y Jordán (m.79), y a los visitantes Lodi (m.27) y Thomas Partey (m.34).

Incidencias: Partido de la duodécima jornada de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 39.597 espectadores. Césped en perfecto estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Morata certifica a medias la reacción del Atlético ante el Sevilla