El Breo, a reivindicarse en el Pazo ante el Cáceres

Nogués y Soluade arrastran problemas y son dudas, y Massine Fall está listo para reaparecer


Igual que hace diez días en la visita del HLA Alicante, el Leche Río Breogán regresa al Pazo en modo reivindicativo. Entonces debía recuperar el orgullo extraviado en Palencia y lavar su imagen y en esta ocasión le toca lamer las heridas de un nuevo revés en Valladolid que hizo mella en los ánimos de la plantilla. «Ayer [por el domingo] había muchas caras largas en el entrenamiento. A nadie le gusta perder», confesó Diego Epifanio en su comparecencia previa a una nueva jornada liguera que este martes (20.45 horas) trae al fortín breoganista al Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El cuadro extremeño suma 2 victorias y 3 derrotas y sobre la cancha tiene al timón a un viejo conocido de la afición lucense, Ricardo Uriz, que defendió el escudo del Breo en las dos últimas campañas. A él se refirió Diego Epifanio al exponer los peligros del conjunto dirigido por Roberto Blanco. «Si está cómodo nos puede armar un taco», advirtió antes de destacar su poderío en el perímetro, con Rakocevic y Parejo como máximos exponentes, y su músculo en el juego interior. «Pero más que el Cáceres me preocupa mi equipo», precisó Epi, que ya podrá echar mano de Massine Fall y tiene las serias dudas de Mo Soluade y José Nogués.

Al preparador lo traen de cabeza las facilidades que conceden al rival para anotar. «Nuestro mayor problema es el rendimiento defensivo. Atrás no estamos bien, no hacemos una buena lectura y nos falta comunicación y agresividad. Tenemos mucho talento en la plantilla para encestar, pero no podemos permitir que nos metan 20 puntos por cuarto», razonó Diego Epifanio, que percibe un ambiente de rabia en el vestuario que espera ver reflejado ante el Cáceres. «Los chicos tienen ganas de volver al Pazo para demostrar que somos un equipo que no solo tiene puntos en las manos, sino que también trabaja bien atrás», destacó.

Este partido correspondiente a la sexta jornada de la LEB Oro llega solo cuatro días después de esa dolorosa derrota en la cancha del Carramimbre Valladolid, por lo que los breoganistas apenas han tenido tiempo para lamentarse. ¿Es mejor volver a jugar cuanto antes después de una derrota? Diego Epifanio tiene clara la respuesta: «Seguramente los jugadores prefieren volver a competir cuanto antes mejor y a los entrenadores nos gusta disponer de más tiempo para entrenar y corregir cosas».

El desenlance de la quinta jornada ha confirmado que en la presente campaña el camino no será fácil para nadie. Al ser preguntado por la igualdad que existe en la competición, Diego Epifanio fue rotundo. «Posiblemente sea esta la mejor LEB de las últimas temporadas. Cada vez hai más equipos con posibilidades de estar en las primeras posiciones», respondió, y cerró su intervención ante los medios anunciado una liga «muy larga y divertida».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Breo, a reivindicarse en el Pazo ante el Cáceres