Mónica Puig confiesa su calvario tras el oro en Río 2016: «La depresión fue inevitable»

La tenista puertorriqueña dijo que «hay un trauma después de ganar algo tan grande que te da una 'cachetada' y te empuja al suelo»


La tenista puertorriqueña Mónica Puig ha confesado que sufrió depresión tras ganar, contra pronóstico, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. «Claramente, he tenido dificultadas los pasados tres años, lidiando con toda la presión y expectativa que vino con ganar la medalla de oro en las Olimpiadas del 2016. Probablemente han sido los tres años más difíciles que enfrentando en toda mi vida», señaló Puig este miércoles en su cuenta de la red social de Instagram.

La tenista puertorriqueña dijo que «hay un trauma después de ganar algo tan grande que te da una 'cachetada' y te empuja al suelo», en las declaraciones en Instagram concedidas al portal especializado en el mundo de la raqueta behindtheracket.com. «Tuve a un país entero mirándome, que fue grandioso, pero no vieron el lado oscuro. Vi que la depresión fue inevitable cuando se me hizo difícil salir de la cama. En un punto, estás en el tope del mundo y, de repente, termina todo y no sabes qué sucedió. Fue como un latigazo», señaló la campeona olímpica. «De repente termina y simplemente no sabes lo que acaba de pasar. No pude encontrar formas de motivarme para jugar. Simplemente no sabía qué hacer conmigo mismao», indicó la tenista.

Confesó que hubo muchas ocasiones en que lo único que quería hacer era llorar todos los días en la cama. «Me ha llevado hasta este momento, octubre del 2019, volver a poner los pies en el suelo y encontrarme de nuevo en el camino correcto», dijo sobre su situación. Puig sostuvo que tampoco ayudaron las redes sociales, cargadas en algunos casos de la negatividad de quienes esperaban sus derrotas, razón por la que tuvo que confiar en su familia y equipo.

La puertorriqueña sostuvo que alguna vez llegó a pensar que era la única persona que estaba pasando por una situación parecida, pero que se sorprendió al saber que otros deportistas olímpicos sufrieron lo mismo. «Muchas personas se avergüenzan por tener ansiedad, depresión o cualquier otra cosa. Simplemente poner las cosas un poco más en perspectiva al saber que hay otras personas que están pasando por las mismas dificultades ayuda a superarlo», indicó. «Empecé a disfrutar el tenis un poco más en estas últimas cinco semanas. Disfruté trabajando duro y no han sido solo horas de reloj, sino que realmente quiero estar ahí afuera. Las prácticas de dos horas y media parecían sesiones de 15 minutos y solo quería estar allí y más y más», destacó sobre su renovado entusiasmo.

Puig, ahora bajo la supervisión de su nuevo entrenador, el belga Philippe DeHaes, bajó en esta última temporada hasta el puesto 81 de la clasificación de la WTA. La tenista cambió en los últimos años en cuatro ocasiones de entrenador, por vez última al dejar de colaborar el pasado agosto con Kamau Murray una semana antes del inicio del Abierto de Estados Unidos. 

Valverde, Iniesta o Abrines, campeones que entraron en las garras de la depresión

La Voz

Son deportistas que han alcanzado la gloria del éxito, pero que a pesar de triunfar en sus disciplinas han caído en le lado débil de la mente hasta llegar a la depresión

Alejandro Valverde, campeón del Mundo de ciclismo, Andrés Iniesta, héroe del mundial de fútbol en 2010 y leyenda del Barca, y Álex Abrines, exjugador de la NBA, son algunos deportistas ilustres que a pesar de triunfar en sus disciplinas han caído en el lado débil de la mente hasta llegar a la depresión.

Cuando el cuerpo se aleja de la mente, se pierde la motivación y no se encuentra explicación. El deportista de élite, por muy famoso y triunfador que sea, entra en las garras de la depresión. De ahí a una locura a veces solo hay un paso, pero el paso que hay que dar es lanzar la señal de S.O.S y pedir ayuda. No se reconoce fácil, muchos deportistas esperan a su biografía o a un programa especial sobre su persona para contar su experiencia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Mónica Puig confiesa su calvario tras el oro en Río 2016: «La depresión fue inevitable»