Baile de estrellas en el nuevo curso de la NBA

Arranca la nueva temporada con los Lakers empeñados en discutir el título a Warriors y Rockets


La llegada de Mirotic al Barcelona este verano causó el mayor revuelo continental en la Euroliga, poco habituada al cambio de jugadores estandarte entre equipos rivales. ¿Se imaginan a Rudy Fernández fichando por el Barcelona o Vassilis Spanoulis cayendo en las redes del Panathinaikos?. Pues el tsunami americano este verano ha sido de aúpa y han variado mucho las fichas de los favoritos para el anillo de la NBA. Desgranemos el asunto.

Los Nets fichan a largo plazo

En primer lugar, un equipo de Nueva York, pero no los siempre cuestionado Knicks, sino los Nets, han revolucionado el mercado. Han agitado tanto la cesta que han supuesto el mayor impacto en redes sociales este verano. Y han fichado con largo plazo. Porqué cayó en sus redes Kevin Durant. Sí, ese jugador que pasará una temporada completa fuera de las pistas tras sufrir una gravísima lesión en las finales de hace unos meses. Y tan en serio se han tomado el reto, que lograron atraer a Kyrie Irving. No son candidatos al título este año, como es lógico, pero se llevan el podio de los traspasos de la época estival.

El duro Oeste

Y si seguimos hablando de ciudades élite, nos vamos a LA. En Hollywood veremos cómo brilla el amarillo y púrpura de los Lakers. Sin embargo, los vecinos de Los Ángeles Clippers dan la sensación de aspirar a todo. Incluso destronar a los Warriors. A base de talonario cayó en el conjunto angelino el último MVP de las finales con Toronto, Kawhi Leonard y le han sumado un jugadorazo, Paul George. Y esa estructura de equipo ya tiene una base sólida al contar en sus filas con el mejor sexto hombre del torneo, Lou Williams. Van a tener un reto mayúsculo frente a sus vecinos, Golden State Warriors y Houston Rockets.

Porque un equipo donde esté LeBron James tiene que aspirar a mucho más que a lo obtenido la temporada anterior. Y James ha logrado unir a su causa a Anthony Davis. Un señor pívot. Veremos como se consolida este proyecto. Pero no podemos olvidar que LeBron, con 34 años y 17 temporadas (si, 17 años ya en la NBA), 9 finales y tres anillos y varios MVP se resiste a retirarse como comparsa.

Lo que pasa es que por el Oeste hay otros dos conjuntos con muchos mimbres. En primer término debemos respetar el ciclo de cinco años extraordinarios de los Golden State. El equipo de Steve Kerr merece ser incluido en aspirante al anillo, primero porque perdió la final, jugó las cinco últimas y ganó tres. Es cierto que ha perdido dos jugadores cruciales (Kevin Durant a los Nets y Klay Thompson tras su grave lesión de ligamentos cruzados), pero ha incorporado a un jugador explosivo bajo el nombre de D’Angelo Russell procedente de los Nets (esos trasvases imposibles en Europa). Steph Curry quiere seguir bailando el último vals...

Y como ha sucedido en esta década, la conferencia Oeste tiene mejor pinta que el Este y el último factor que llama la atención por este lado son los Houston Rockets. Muy interesante el equipo que tiene Mike D’Antoni con la dupla James Harden y Russell Westbrook unidos a una cuadrilla encabezada por Gordon, Tucker y el suizo Clint Capela.

Entrego las últimas papeletas a la lucha del anillo en los equipos del Pacífico, a los Dallas Mavericks y Utah Jazz. En Dallas los europeos Luka Doncic y Porzingis quieren seguir el legado del alemán Dirk Nowitszki. Mientras que los Jazz tienen una prole europea de largo recorrido con Joe Ingles, Bodgan Bodganovic y Rudy Gobert.

La defensa del Este

Cerramos este viaje americano por la costa este donde los últimos ganadores de la NBA, los Toronto Raptors de Marc Gasol, Ibaka y Sergio Scariolo tendrán pelea por el título de la conferencia frente los Milwaukee Bucks, Boston Celtics y Philadelpia Sixers.

La plantilla de Wisconsin dispone del mejor atleta de la NBA, el afrogriego Dennis Antetokounmpo que tiene mucho que devolver en la pista al empuje recibido en las finales de la Conferencia Este ante los Raptors hace un año. Boston ha sumado a su armada formada por Tatum, Brown y Hayward, un anotador como Kemba Walker y veremos si Brad Stevens da forma al equipo. Y en Philadelpia esperan que su dupla interior formada por Joel Embiid y Ben Simmons les de unas cuantas alegrías. Comienza la NBA. Toca divertirse un poco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Baile de estrellas en el nuevo curso de la NBA