Gómez Noya cumple el sueño de una niña enferma de cáncer

Hace meses envió a Marta, su admiradora, un vídeo de ánimo y ahora la conoció y le regaló la última medalla que ganó


Marta está en una nube. Subió a ella el pasado sábado y durante varios días no habrá quien la baje de ahí. Al fin cumplió su sueño. Pudo hablar con Gómez Noya y hacerse una foto con su ídolo, pero no solo eso. El pentacampeón del mundo le regaló la medalla de bronce que acababa de ganar en el ProTour, le entregó el ramo de flores y una camiseta dedicada. «Tengo todo colgado en la habitación, fue una pasada, para mí fue una sorpresa muy grande», explica esta joven pontevedresa con mucha timidez. Es su mayor recompensa a unos meses que están siendo demasiado duros. Y es que a Marta Rivada el destino la golpeó con crudeza cuando estaba a pocas horas de conocer a su ídolo.

El pasado mes de mayo le diagnosticaron un osteosarcoma en la tibia que de repente paralizó su rutina y le dio un giro tan inesperado como difícil de asumir para una niña de 12 años y para su familia. Dos días antes de que Gómez Noya compitiese en el Mundial de larga distancia de Pontevedra, ingresaron a Marta en el Hospital Clínico de Santiago. Se perdería la prueba y la oportunidad de ver a su ídolo en directo. Las amigas de la madre removieron cielo y tierra para que el triatleta le enviase un vídeo dándole ánimos en aquel momento. Como no podía ser de otra forma, Gómez Noya se lo grabó y ella se emocionó al verlo. No sabía la sorpresa que le esperaría meses después.

Desde ese 2 de mayo pasaron cinco meses muy complicados, una operación y muchas sesiones de quimioterapia para controlar el tumor de la pierna. «Estuvo más de seis horas en el quirófano y ahora tiene una prótesis en la rodilla, el mes después de la operación fue el más duro», comenta la madre de Marta, Virginia Abelleira, que sabe que esta lucha es una carrera de fondo en la que su hija está siendo una súper heroína y da lecciones a quienes la rodean. Atrás quedaron días de hospital demasiado largos. Aún le quedan sesiones de quimioterapia, pero esta vez el tratamiento le permitió estar en Pontevedra para ver el ProTour. Lo pudo hacer desde la zona VIP. «Nos coincidió el fin de semana que estábamos en Pontevedra y allá fuimos. Al acabar la carrera, cruzaron a la zona de meta. El sueño estaba cerca. «Yo estaba súper nerviosa», recuerda la madre, que prosigue: «Le regaló su medalla y le dijo que la cuidara, que le había costado mucho conseguirla». Pero no solo Gómez Noya hizo feliz a Marta. También lo hizo su mujer, la triatleta australiana Anneke Jenkins, y el ganador del la primera edición del ProTour, Mario Mola, después de recoger las medallas en el podio. «Por fin lo conocí», dice una tímida Marta, que asegura que lo vivido es inolvidable. «Es encantador, ya cuando le grabó el vídeo se portó muy bien, pero esto fue maravilloso, hasta nos dio su teléfono por si queremos volver a verlo», explica Virginia, que no tiene palabras para agradecer que Gómez Noya haya hecho tan feliz a su hija después de unos días «pochos».

El ánimo no está siempre en lo más alto. La batalla que libra Marta es larga y aún quedan unos cuantos meses para llegar a la meta. Ahí la esperará una medalla más valiosa que la que le regaló su ídolo. La de la curación.

Al principio le costó asumir este golpe, pero a sus 12 años es una buena guerrera y un apasionada del deporte. Además del triatlón, esta joven pontevedresa es muy futbolera. Lo practicaba antes de que le detectasen el osteosarcoma y sigue al Barcelona por la televisión. Pero lejos de sentir admiración por quién da patadas al balón, lo hace por Gómez Noya. No sabe ni cuantas veces escuchó ese vídeo en su cama del hospital esos primeros días de mayo: «Hola Marta, te mando un abrazo muy fuerte y mucho ánimo, espero que sigas con el deporte y estamos todos apoyándote». Ahora le pudo transmitir lo mismo con un fuerte abrazo. Marta no puede bajarse de la nube a la que subió con Gómez Noya.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Gómez Noya cumple el sueño de una niña enferma de cáncer