De no saber nadar con 57 años a competir en el paraíso del Ironman con 73

Bobbe Greenberg dio un giro radical a su vida para acabar convirtiéndose en campeona de Ironman de su categoría


A la vejez viruelas. Mucho, a los 73 años, se resisten a hacer deporte. Algunos apenas salen de casa. Y otros, como Bobbe Greenberg, se ponen el neopreno y se lanzan al mundo del Ironman que, para quien no lo sepa, incluye completar 3,86 kilómetros nadando, 180 en bicicleta y algo más de 42 a pie. Un triatlón a lo bestia.

Quién le iba a decir a esta profesora jubilada de inglés que su testimonio en el Washington Post le iba a lanzar a la fama. Pero es que su historia no tiene fin y este sábado volvera a Kona (Hawai), la sede de Ironman más prestigiosa del mundo, para competir donde lo hacen los mayores talentos de este deporte por séptima vez. Esta edición lo hará en la categoría de mujeres entre 70 y 74 años.

Cuenta al Washington Post Bobbe Greenberg que ella creció en una generación sin educación en el hábito del deporte. Y aunque en el quinto grado descubrió que tenía talento para los deportes cuando estableció un récord en levantamiento de rodillas, aún así durante su juventud se enroló en su equipo de animadoras. Luego hizo sus pinitos en el tenis donde, pese a su falta de técnica, se mostró como una ganadora gracias a su capacidad para mantener la pelota en juego.

Pero la pasión por el triatlón primero y por el ironman después, llegó cuando se apuntó a un gimnasio en el año 2001. No había mayores pretensiones cuando se dio de alta que las de corregir su postura. Su monitor la animó a correr un triatlón como ejercicio y ella dijo, «¿por qué no?». Solo había un pequeño problema. Bobbe Greenberg no sabía nadar.

Y así, con 57 años y después de darle vueltas a la cabeza sobre cómo se las podría ingeniar para competir sin que se notase su déficit, cogió el toro por los cuernos y se apuntó a clases de natación. Se lo tomó como una inversión. «Algo que podría seguir haciendo cuando cumpliese los 90». Y hasta hoy. Greenber ganó su primer triatlón a pesar de ser 20 años mayor que la segunda clasificada. Este sábado, se dará cita en Kona. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

De no saber nadar con 57 años a competir en el paraíso del Ironman con 73