De mayor quiero ser Carolina Marín

El programa Futuras Campeonas de la Federación trabaja con niñas de entre 8 y 12 años para impulsar sus capacidades en el bádminton


pontevedra / la voz

Rafael Vázquez derrocha tanta pasión por el bádminton que robarle unos minutos de su agenda es casi un milagro. Y los cede encantado para seguir hablando de su pasión por la raqueta y la pluma. El responsable de esta disciplina en el CGTD transmite eso a sus alumnos y trabaja para que en el futuro los logros de Carolina Marín o Ana Carbón tengan aquí en Galicia su reflejo. La Federación Galega de Bádminton acaba de poner en marcha el programa Futuras Campeonas para niñas de entre 8 y 12 años que ya despunten en este deporte. Rafael Vázquez es el capitán de este nuevo proyecto en el que Ana Carbón pondrá el alma, los conocimientos y la experiencia. «Muchas de estas niñas las tienen como referente a jugadoras como ella o otras que están despuntando en Galicia como Annia Setién y Lucía Rodríguez», explica Rafa Vázquez, que estos días está pendiente de estas dos deportistas noveles. Están participando en el Mundial júnior de bádminton y Lucía, con 15 años, acaba de pasar a la tercera ronda. Ambas están entre las 32 mejores del mundo en la categoría sub-19 y sub-17 y este miércoles jugarán contra la número 1 y 2 de China, favoritas para llevarse el oro.

En este programa autonómico hay 18 niñas que una vez al mes se reunirán junto a sus entrenadores en una ciudad distinta de la geografía gallega. La finalidad es trabajar durante el mes siguiente los conceptos adquiridos en la sesión. «Por eso es importante que vengan con los técnicos, Ana estará con las niñas y ellos, con los técnicos del CGTD», explica Vázquez, que ve en Carbón el ejemplo de valores que quieren transmitir a las futuras deportistas. «Es nuestra jugadora estrella, es educada, sacó matrícula de honor en el instituto, aprobó el primer curso de Medicina y entrena a diario, transmite los valores que queremos que adquieran, es buena compañera, buena estudiante y buena jugadora», subraya. Carbón responde con timidez a tantos halagos, pero reconoce que el proyecto le entusiasma: «Cuando me lo propusieron me hizo muchísima ilusión, me encanta el bádminton y poder tener la oportunidad de entrenar así es una maravilla».

El grupo de Futuras Campeonas se creó después de una pequeña bajada en la demanda de este deporte para volver repuntar y que pudiese seguir creciendo para que en el futuro estás niñas puedan ser becadas del Centro Galego de Tecnificación Deportiva. Son 18 pequeñas que pertenecen a los clubes de A Estrada, San Amaro A Coruña, Polideportivo Athlos Ourense, Ravachol CER Vigo y CB Tui. Arrancaron el 14 de septiembre en A Estrada y este sábado será esa especie de primer examen en el que se valorará si trabajaron los objetivos marcados por Ana Carbón para este mes. Sus plazas no son fijas. Cada cierto tiempo evaluarán si se están cumpliendo el programa del curso. «Respondieron muy bien y mostraron mucho interés porque pueden estar cansadas de estar con su entrenador y yo una jugadora con la que se pueden identificar», explica Ana Carbón, quinta en el Campeoanto de Europa Júnior.

Rafael Vázquez está volcado en este proyecto y en dar visibilidad al bádminton gallego. Lo hace ahora a pleno rendimiento después de compaginarlo hasta el pasado junio con el análisis táctico de las rivales de Carolina Marín. Ahora lo hace a menor escala para sus deportistas. En estos días, concretamente, para Lucía Rodríguez y Annia Setién. Tuvo la oportunidad de irse a la residencia Blume a Madrid para ser uno de los entrenadores nacionales, pero para eso cree que todavía no ha llegado su momento. Quiere trabajar por Galicia. «A la larga será así, pero por ahora hay mucho que hacer aquí», puntualiza. Avala su decisión con números. «En el último año hemos conseguido para Galicia 33 medallas en el circuito europeo», comenta Vázquez, quien asegura que «aquí estamos creciendo mucho».

El referente de la número uno

En este aumento de la demanda tienen mucha responsabilidad los éxitos de Carolina Marín. «Para nosotros ella es fundamental, le debemos muchísimo, antes era impensable poder ver un partido de bádminton en la televisión y en el nuevo contrato ya se retransmiten las Súper Series, incluso aunque ella no juegue. Ahora se retransmite bádminton, antes nos quedaba Youtube», comenta Rafael Vázquez, quien prosigue que «para jugadoras como Lucía o Setién ver a Carolina es una motivación, se dan cuenta de que ellas también pueden competir con las asiáticas y las pequeñas las tenemos con la referencia de Ana Carbón, Annia Setién o Lucía y quieren parecerse a ellas». Son pasos que se han dado desde que la jugadora onubense se convirtió en la primera campeona del mundo y de Europa en el 2014. Su repercusión fue creciendo a tanta velocidad que la convirtió en un modelo de jugadora a la que seguir por muchas niñas que se inician en la disciplina.

Esta iniciativa de Futuras campeonas es equiparable al Buscamos Campeón de los niños, pero ahora refuerzan la apuesta por el deporte femenino para que se iguale, pero «haciendo números hay más chicas que chicos». Todos los programas que impulsan están encaminados a posicionar a Galicia dentro del bádminton nacional. Ahora, al menos, es en lo que está centrado Rafael Vázquez desde el CGTD. Hay tres personas que despuntan, como Ana Carbón, Annia Setién o Lucía Rodríguez, pero la idea es que además de que ellas continúen con su proyección individual, el bádminton se consolide en el panorama nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

De mayor quiero ser Carolina Marín