Los árbitros obligan a retirar en pleno partido el audífono a una jugadora gallega del Ourense Envialia de fútbol sala

Los colegiados negaron la herramienta que palia su pérdida auditiva del 50%


Ourense

Candela Soria cumple este año su tercera temporada como jugadora del Ourense Envialia -equipo de fútbol sala de Primera División-, tiene 21 años y, además, una pérdida auditiva de casi el 50 % en los dos oídos, algo que la obliga a utilizar un audífono en cada oreja. «Estoy acostumbrada a llevar solo uno, el derecho, durante los partidos y los entrenamientos. He aprendido a desenvolverme con uno y lo llevo muy bien», afirma. Desde que comenzó a jugar al fútbol, con seis años, lleva utilizando este minúsculo aparato de plástico cuando sale al campo, algo que no es un problema ni un impedimento para la jugadora ourensana, por el contrario sí lo fue para los árbitros del partido disputado el sábado pasado en Murcia contra el UCAM, González Blaya y Nicolás Navarro. Ante la sorpresa de la propia Candela, de sus compañeras de equipo y de su entrenador, Gonzalo Iglesias Morenín, se le impidió disputar el partido con el audífono puesto. «Fue una situación totalmente desagradable, me puse muy nerviosa. Si no lo llevo, pierdo seguridad porque no soy capaz de oír lo que pasa detrás de mí». Y añade: «Nunca me había encontrado con una situación así ni nadie me había comentado anteriormente que me podría pasar».

Esto es precisamente porque no se refleja en ningún reglamento la imposibilidad de jugar portando un audífono. Algo por lo que el equipo de Candela ya ha comenzado a pedir explicaciones. «Estamos intentando ponernos en contacto con el colectivo arbitral, porque esto fue una sorpresa para todos. Nos llama la atención que sean tan estrictos con el audífono justificando que puede poner en peligro la seguridad de las jugadoras y sin embargo no se cumpliese la distancia reglamentaria que ha de haber entre el banquillo y la grada», explica Morenín.

Dice Candela que siempre ha sabido salir adelante gracias a su afán de superación y, por supuesto, a las personas que la rodean. «Cuando parece que no puedo más siempre hay alguien que se hace cargo y me demuestra que no debo tirar la toalla. Creo que la clave está en sacarle un lado positivo a cualquier complicación, porque desde luego lo tiene», explica. Es extraordinario que piense así, especialmente a raíz del incidente al que tuvo que enfrentarse el pasado sábado en Murcia donde tuvo capacidad incluso para marcar un gol. La jugadora del Envialia, que compagina su dedicación futbolística en Ourense con sus estudios de INEF en A Coruña, dice que no va a dejar que lo ocurrido deje una huella negativa en ella: «Sigo pidiendo estar en igualdad de condiciones que mis compañeras, sin duda. Aún así ya he hablado con el míster para comenzar a trabajar en algunos entrenamientos sin audífono y generar nuevas vías comunicativas tanto con mi equipo como con el árbitro». Candela sabe que ante la adversidad, lo mejor es ocuparse y buscar soluciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Los árbitros obligan a retirar en pleno partido el audífono a una jugadora gallega del Ourense Envialia de fútbol sala