Sainz gana su segunda etapa y Alonso acumula kilómetros

El madrileño repite victoria, esta vez sin necesidad de esperar al final del día, en una jornada con serios problemas para Al Attiyah y Peterhansel


Carlos Sainz ya se divierte al volante del nuevo Mini del X-raid y eso se nota. Cuando el 'Matador' se encuentra a gusto, sea ahora o sea hace dos décadas, pocos pilotos pueden superarle. El madrileño ganó la cuarta etapa del Rally de Marruecos, con lo que él y su fiel Lucas Cruz suman su segunda victoria en este raid, esta vez sin revisión de los tiempos como el lunes. A Sainz le salió un rival muy duro, el polaco Kuba Przygonski, que le estuvo debatiendo la victoria de etapa hasta el último paso de control.

Sainz y Cruz mantuvieron la calma en un día en el que muchos de sus competidores tuvieron serios problemas. Mientras que la dupla española caminaba directa a la victoria en meta, el raid daba un golpe de guión muy serio al gran favorito y candidato a la victoria. Nasser Al Attiyah se dejó más de media hora en el kilómetro 205 de la especial, por lo que tuvo que volver con su Toyota malherido al campamento para someterse a reparaciones. No fue el único de los 'morlacos' en verse en dificultades, ya que el matrimonio Peterhansel volcó con el otro 'buggy' del X-raid y cedió mucho tiempo.

De estos incidentes el gran beneficiado fue Giniel de Villiers, que pasa a comandar la carrera con 4:42 sobre Sainz. El madrileño irá con el cuchillo entre los dientes este miércoles, último día de competición del raid. Al saber de los problemas de Al Attiyah, que era su principal 'enemigo' en esta prueba, se dejó ir hasta ceder casi 8 minutos y medio con Sainz. En caso de que sea finalmente el sudafricano quien aguante en el primer puesto, también habrá celebración española, ya que su copiloto es el barcelonés Alex Haro.

«Veo complicado quitarle 4 minutos a De Viliers, pero estoy contento abriendo pista hacer un gran resultado. Yo voy a salir a por todas. Uno nunca puede darse por vencido porque ya se sabe que en los raids hasta que no llegas a meta no hay nada hecho, puede haber un pinchazo, una avería o un incidente en cualquier momento», recordó el veterano Sainz de cara a sus opciones.

También fue un día razonablemente bueno para Nani Roma y Dani Oliveras, que tras los problemas de adaptación al Borgward entraron a algo menos de 11 minutos de Sainz y firmaron su mejor etapa.

Alonso, kilómetros y destellos a la sombra Tras el problema en la zanja no situada en el 'road book' en la jornada anterior, Fernando Alonso y Marc Coma dedicaron la jornada a acumular experiencia y kilómetros en las dunas de Marruecos. Aunque mucho más suaves que en el día anterior, el expiloto de Fórmula 1 y el exmotard del Dakar acabaron a poco más de 27 minutos del vencedor del día.

No obstante, y aunque no le valió de mucho, Alonso llegó a ser el más rápido en dos puntos de control, el sexto y el séptimo, los más rápidos de la jornada. «Hemos tenido un pinchazo en el enlace y luego hemos visto que una rueda no era nueva y estaba dañada. Eso nos dejó con solo una rueda para cambiar durante la etapa. En el kilómetro 90 tuvimos otro pinchazo y nos quedaban 210 por delante sin recambios. Así que fuimos a un ritmo lento, tomándonoslo con calma. Si ves todo lo que ha pasado, estos 27 minutos son fácilmente recuperables. Tal vez mañana, que es el último día, sea mejor para nosotros», se resignaba el asturiano.

A Alonso le queda un día para acabar de adaptarse al Toyota y los raids. El séptimo puesto sin presión y sin nada que perder le hizo sentirse cómodo, por lo que queda menos para resolver su gran duda: ¿competirá en el Dakar de 2020? A día de hoy, ni él mismo lo tiene claro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sainz gana su segunda etapa y Alonso acumula kilómetros