El grito que resuena entre ikurriñas en los estadios de Japón: «Eta, eta, eta... Susaeta»

Los aficionados del Gamba Osaka están entregados al ex del Athletic


Markel Susaeta pasó doce temporadas defendiendo la camiseta del Athletic Club de Bilbao en Primera División después de dar el salto al primer equipo desde Lezama. Anotó 50 goles como león en 457 partidos oficiales con la elástica rojiblanca. San Mamés, que sabe despedir a sus históricos como se merecen, le dio todo el calor que se merecía desde la grada en su despedida cuando al final de la pasada temporada anunció que dejaba el club de sus amores con 31 años para enrolarse, tras un tiempo sin equipo, en una aventura asiática en busca de nuevos horizontes. El jugador salió de la ría de Bilbao y acabó en mitad del Pacífico como jugador del Gamba Osaka al que pertenece desde hace menos de un mes.

El vasco de momento solo ha disputado dos partidos con su nuevo equipo. Siete minutos en su debut y ya los 90 en la última derrota del equipo ante el Cerezo Osaka por 3-1. Pero Markel Susaeta ya causa sensación entre los aficionados japoneses que reproducen los cánticos que San Mamés dedicaba al jugador en su etapa como jugador del Athletic. El «eta, eta, eta, Susaeta», ya se escucha en Japón y las banderas de Euskadi han surgido entre las bancadas.

Un ejemplo más del crecimiento del balompié en el país nipón que está viendo como muchos exjugadores de Primera División han acabado eligiendo el país como retiro. Los casos más evidentes son los de Villa, Torres o Iniesta, pero Markel Susaeta es otro ejemplo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El grito que resuena entre ikurriñas en los estadios de Japón: «Eta, eta, eta... Susaeta»