Jorge Prado asombra en Holanda

Se estrenó con una moto de mxGP en el Motocrós de las Naciones y a punto estuvo de ganar la primera manga, logrando un cuarto puesto en la clasificación final


Solo unas semanas después de revalidar su título de campeón del mundo de mx2, Jorge Prado no deja de sorprender. Este fin de semana se estrenó en la categoría superior, en la que competirá la próxima temporada. Y no lo hizo en una prueba cualquiera. Lo hizo en el Motocrós de las Naciones, como capitán del equipo español. Y, ahí, entre los mejores, el piloto lucense de 18 años sorprendió a los pocos que todavía no atisbaban el futuro que le espera. Fue cuarto en la clasificación general, después de haber dominado durante muchas vueltas la primera manga y de una mala salida en la segunda.

«Creo que es un resultado muy positivo. En la primera manga me sentía ganador y se ha escapado la victoria por problemas de visión. En la segunda ha sido una lástima la salida y a partir de ahí he podido remontar, pero en unas condiciones muy complicadas», reflexionaba el campeón del mundo de mx2 al terminar la competición.

Porque en esa primera manga, en la que se sentía ganador, hizo vibrar al numeroso público que se dio cita en el circuito holandés. Dominó la carrera con solidez, marcó vuelta rápida y, poco a poco, fue distanciándose de los grandes dominadores de esta disciplina. Ante unas condiciones meteorológicas adversas, parecía que el gallego corría sobre seco y sus rivales sobre mojado. Muchos de los competidores iban al suelo y él mejoraba cada vuelta su rendimiento. Hasta que se topó con los doblados. Ahí se le complicó la manga. Las gafas comenzaron a llenársele de agua y barro y tuvo que reducir el vertiginoso ritmo que llevaba. Hasta que se vio obligado a quitarse la protección ocular.

Problemas con las gafas

Estos problemas fueron aprovechados por Gajser y Herlings (primero y segundo, respectivamente) mientras Prado entraba en boxes para cambiar las gafas. Otra vez en carrera, tendría que remontar y acabaría tercero.

Más problemas tendría en la segunda manga, en la que Coldenhoff ofreció un monólogo y su compañero de equipo, Herlings, hacía levantar al público con sus espectaculares adelantamientos. El lucense tuvo una mala salida y se vio condenado a tener que remontar durante toda la carrera. No pudo pasar del séptimo lugar, que le impidió subir al podio en la clasificación global.

Pero logró un cuarto puesto que en su debut le hace albergar serias esperanzas de que la próxima temporada, a pesar de ser la de su debut con moto de 450 centímetros cúbicos, estará entre los favoritos en cada una de las carreras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jorge Prado asombra en Holanda