«Estuvieron a punto de amputarme la pierna dos veces y he terminado un Ironman»

Paula tuvo un accidente de tráfico que la dejó en coma, los médicos no pensaron que sobreviviría. Tardó seis años en volver a correr y ya no hay quien la pare


la voz

«Empiezo de arriba abajo. Tuve cinco derrames cerebrales y, además, se machacó la carótida. Una zona del cerebro se quedó sin riego. La clavícula rota. Me entró líquido en los pulmones, lo que provocó un neumotórax. Tengo hierros en toda la pierna derecha, desde la cadera hasta el tobillo. Y la cara... eso también me traumatizó muchísimo. Tengo 47 tornillos y nueve placas en la cara. Estaba completamente desfigurada. Y me olvidaba del oído derecho, rompí varios de los “huesecitos”. Perdí mucha audición. En resumen, tengo mucho peso de más encima», así termina la enumeración, con una risa nerviosa, Paula Blanco. Son las secuelas que le dejó un accidente de coche.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

«Estuvieron a punto de amputarme la pierna dos veces y he terminado un Ironman»