España luchará por las medallas tras someter a Polonia en el Mundial

Ricky, con 19 puntos y 9 asistencias, fue uno de los pilares de la selección, que se enfrentará con el ganador del Australia-República Checa


España jugará por las medallas después de ganar con toda solvencia a Polonia por 90-78 en los cuartos de final del Mundial. Elcombinado de Sergio Scariolo se enfrentará el jueves con el ganador del cruce entre Australia y la República Checa. Ricky Rubio fue el mejor jugador español, con 19 puntos y 9 asistencias, tras una actuación en la que fue de menos a más.

España mandó desde el principio del partido. se movió con seguridad ante un rival peligroso pero, en definitiva, inferior. Gozó de las primeras rentas, antes de la reacción del rival, que empató el partido a 18 puntos después de un triple de Kulig . En todo caso, el combinado que prepara Sergio Scariolo cerró el primer cuarto mandando por 22-18, después de que, en algunos momentos, coincidiesen sobre la pista más jugadores polacos que militan en la ACB que españoles gracias Balcerowski (Gran Canaria), Slaughter (Betis) y Waczynsky (Unicaja y ex Obradoiro), junto a un ex como Ponitka. La selección española, muy agresiva desde el principio, pescó siete rebotes ofensivos en un primer cuarto en el que empezó a asentar su victoria, con Claver formando en el quinteto inicial.

En el segundo acto, Juancho Hernangómez dio un paso al frente. En un momento dado, llevaba 14 de los 35 puntos de la selección española (35-28). Ayudado el jugador de los Nuggets por Rudy Fernández, España dio un paso al frente y dejó claro que, cuando llega la hora de la verdad, aflora su ADN competitivo, independientemente de qué jugadores en concreto luzcan la camiseta.Un triple de Rudy situó la máxima ventaja hasta entonces (38-28). Un tiempo muerto centró entonces a Polonia, que se agarró a un partido que se interrumpió durante tres minutos para que los árbitros revisasen una acción que terminaron decretando como falta antideportiva de Waczynski a Pau Ribas. Así se llegó al descanso, con ventaja española por después de 46-41.

Los triples impulsaron la salida a pista de España. Rudy alcanzó un pleno de 5 de 5, uniéndose al 4 de 4 de Juancho Hernangómez, para situar el 56-44 para España, entonces la máxima ventaja del partido. Ricky Rubio se fue subiendo a la fiesta poco a poco, y resultó clave para atar la victoria definitivamente. Oriola anotó sobre la bocina para situar ya un claro 67-58 al final del tercer cuarto. Y el último parcial ayudó a estirar la renta a favor del combinado de Scariolo.

En el otro cruce de cuartos disputado este martes, Argentina apeó a una Serbia desnortada al derrotarle por 97-87

 Francia-EE. UU. y Australia-República Checa, el miércoles

Los cuartos continúan hoy con dos partidos muy interesantes. Por un lado Australia se mide con la República Checa, el conjunto que apeó a la Grecia de Antetokounmpo (Cuatro, 15.00). Del partido del equipo oceánico, especialista en plantar cara a Estados Unidos, saldrá el rival de España en las semifinales del Mundial de China.

Pero el plato fuerte del día será otro. Sin el mejor equipo posible y acumulando críticas por su falta de esplendor en el juego, Estados Unidos llega invicto a los cuartos de final en China, donde enfrentará a otro de los favoritos a las medallas, Francia, la primera gran selección llamada a bajarlos de su pedestal (Cuatro, 13.00).

Se verán las caras en la pista en Dongguan no solo dos de las selecciones más fuertes del mundo, sino dos de los estilos de jugar al baloncesto, el físico de posesiones rápidas y ataques contundentes y el más táctico y reposado. La NBA versus el resto del mundo.

Una (otra) forma de jugar a baloncesto que el equipo estadounidense está aprendiendo sobre la marcha, partido tras partido, como recuerda en cada rueda de prensa el entrenador Gregg Popovich desde su llegada a China.

Y aprendiendo a jugar juntos, ya que, vuelve a insistir Popovich, en los partidos de China «es la primera vez que estos muchachos juegan juntos».

Contra Francia tendrán la primera gran ocasión de demostrar si el equipo formado por novatos en competiciones internacionales está aprendiendo de verdad sobre el otro baloncesto, en un esperado duelo que llega demasiado pronto, para fortuna de sus rivales.

Todo ello por culpa de Australia, que ayer ganó a los galos por 98-100 en un reñido partido decidido en los últimos instantes por los tiros libres que hizo que el equipo de Vincent Collet, bronce en el último mundial de España en 2014, tenga que enfrentarse ya contra los favoritos al oro.

Hasta este pasado domingo, la Francia de los veteranos Nicolas Batum, Rudy Gobert y Evan Fournier (que marcó la friolera de 31 puntos contra Australia y acumula ya una media de 20,8 por partido) estaba invicta en el mundial, aunque por el camino ha sufrido para ganar selecciones como Lituania y Alemania.

De hecho, dicen que la Francia del jugador del Fenerbahçe Nando de Colo (26 puntos ayer), quien acumula en China una media de 16,8 puntos por partido, no está mostrando tampoco su mejor cara en este mundial.

Pese a ser uno de los principales referentes del baloncesto en Europa, oro en el EuroBasket de 2013, Francia es uno de los equipos que más jugadores tiene en clubes estadounidenses, cinco: Gobert, Fournier, Nicolas Batum, Frank Ntilikina y Vincent Poirier.

En su camino hacia la fase final, Estados Unidos ya acabó con otro de los grandes de Europa, la Grecia de Giannis Antetokounmpo, una de las grandes decepciones en China.

Ante Francia está previsto que vuelva el alero de los Boston Celtics Jayson Tatum, después de haberse perdido tres partidos por la una lesión de tobillo que sufrió en el partido contra Turquía.

El ganador del Estados Unidos-Francia tendrá que verse luego las caras contra el vencedor del partido entre Argentina y Serbia, otros dos de los grandes favoritos para ganar el oro el próximo domingo en Pekín.

Argentina se carga a una Serbia desnortada en cuartos del Mundial

Javier Varela

La selección albiceleste, con un excelente Facundo Campazzo, derrota en cuartos a Serbia -una de las favoritas- y luchará por las medallas.

Facundo Campazzo -con 18 puntos, 12 asistencias y seis rebotes-, Luis Scola -20 puntos y cinco rebotes- y Argentina protagonizaron el campanazo del Mundial. La albiceleste logró el pase a semifinales tras derrotar a una Serbia desnortada, a la que le pesó mucho la derrota del domingo ante España, y que se queda fuera de la lucha de las medallas y de los Juegos de Tokio cuando partían con todas las papeletas para ser la única selección capaz de plantarle cara por el oro a Estados Unidos.

Argentina comenzó el partido muy metida, con una defensa fuerte y las ideas muy claras en ataque ante una Serbia a la que le costó entrar en el duelo. La albiceleste se puso con 8 de ventaja en un abrir y cerrar de ojos. Serbia tardó en ajustar la defensa, pero con el dominio en la zona, logró un parcial de 6-0 que igualaba el partido ante una Argentina que perdía claridad en ataque. Entonces apareció la mejor versión de Facundo Campazzo y como Juan Palomo -terminó el cuarto con seis puntos y seis asistencias- anotó un triple para mantener a su equipo por delante. Serbia, siempre competitiva, se pudo por encima por primera vez en el partido y sólo una canasta en el último segundo de Argentina permitió a la albiceleste terminar el primer cuarto por delante (25-23).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España luchará por las medallas tras someter a Polonia en el Mundial