Rodrigo y Alcácer emulan a Quini

Despachan con sendos dobletes a las Islas Feroe y la selección pone un pie en la Eurocopa mientras recupera su autoestima en un sentido homenaje al Brujo


gijón / colpisa

«¡Solo hay un Quini en la historia!», había sentenciado el seleccionador español, Robert Moreno, para motivar a sus soldados antes del tedioso ejercicio de paciencia de ayer frente a Islas Feroe, combinado de tercera fila. Para rendir tributo al Brujo, nada mejor para los superprofesionales españoles que respetar a tan humilde rival y, sobre todo, a la propia camiseta que defienden y al país que representan, según les insistió el joven técnico catalán. España ganó en su paseo hacia la Eurocopa y goleó al final para homenajear a quien disputó 917 partidos en su carrera, con 515 tantos y 35 internacionalidades. Completó un trabajo profesional, pero la memoria de Quini no disfrutó de la mejor España.

Del ramplón partido, tributo también a la familia de Luis Enrique por la perdida de Xana, hay que destacar las decisiones inteligentes con que Moreno revolucionó el once de la mano de nueve cambios respecto al que ganó en Bucarest. Fomentar la competencia en el grupo y hacerles sentir a todos importantes, sus objetivos. Solo repitieron el capitán Sergio Ramos, un guiño para que no hubiera lío y alcanzase a Casillas como el español con más internacionalidades (167), y Rodrigo Moreno, al que quiso recuperar moralmente en una cita de goles.

Lo consiguió, porque el atacante del Valencia le respondió con dos tantos. Descerrajó a los nórdicos en el primer cuarto de hora y aseguró la victoria con un afortunado disparo, en el inicio de la segunda parte. Dos decisiones inteligentes del míster. Oportunidad, justicia o partido trampa, según se mire, para De Gea, que volvió a defender la portería de España ante un rival humilde, pero que logró batir a España en los tres precedentes. Detuvo su primer balón, tras un tiro raso y cruzado, a la media hora. Antes del descanso también sacó bien el puño para despejar un centro muy cerrado. A 17 del final, achicó de maravilla y sacó una pierna milagrosa tras el error grosero de Ramos.

Apoyada desde la grada con el clásico grito de «¡ahora, Quini, ahora!», España jugó bien dispuesta, con Gayà y Oyarzabal muy abiertos por un costado y Carvajal y Suso por el otro. Marcó pronto Rodrigo, tras un regalo de Oyarzabal, pero España no apretó. Thiago pudo marcar dos veces, pero Nielsen atajó su volea tras una jugada de laboratorio y luego el centrocampista del Bayern no acertó en un cabezazo, pese a anticiparse al guardameta. Y muy poquito más.

España creció en la segunda mitad. Marcó enseguida y lo buscó, pero desde lejos ante el frontón nórdico. Victoria de trámite, ampliada al final gracias a Alcácer, que eleva su extraordinario promedio goleador.

Goles: 1-0, min 13: Rodrigo. 2-0, min 50: Rodrigo. 3-0, min 89: Alcácer. 4-0, min 90+3: Alcácer. 

Árbitro: Krzysztof Jakubik (Polonia). Amonestó con tarjetas amarillas a Thiago (min 44) y Sergio Ramos (min 72) por parte de España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rodrigo y Alcácer emulan a Quini