La adolescente Andreescu prolonga la maldición de Serena Williams

La Voz

DEPORTES

Robert Deutsch

La norteamericana perdió su cuarta final de un grand slam seguida con el récord histórico de Margaret Court a tiro

08 sep 2019 . Actualizado a las 12:06 h.

La maldición de Serena Williams va en aumento. A un paso de igualar la marca que sirve como termómetro para medir qué jugadora es la mejor de todos los tiempos, volvió a perder la final de un grand slam. Y van ya cuatro. Desde que alcanzó los 23 títulos individuales en majors, a uno del hito de la legendaria australiana Margaret Court entre los años sesenta y setenta, ya lleva cuatro oportunidades perdidas en cuatro finales. Le sucedió en Wimbledon 2018 ante Angelique Kerber, en el US Open 2018 ante Naomi Osaka, en Wimbledon 2019 ante Simona Halep y ahora frente a Andreescu también en Nueva York. Su lista de grandes triunfos se detuvo en enero del 2017 en Australia. Acumula 23 títulos indivuduales entre Melbourne, París, Londres y Nueva York, y diez derrotas en finales en esos cuatro grandes escenarios. 

Esta vez fue una adolescente, la canadiense Bianca Andreescu, de 19 años, la que le frustró en Nueva York, en una pista con la que Serena ha mantenido una relación de amor y odio, pero en la que suma seis títulos.

JOHN G. MABANGLO

Andreescu venció con total justicia en dos sets por 6-3 y 7-5, al desarrollar sobre la superficie dura de la pista central Arthur Ashe Stadium el mejor tenis de los últimos tiempos. Algo que Williams solo quiso admitir a «medias», dado que si bien elogió el tenis de Andreescu, insistió en que ella no había estado a su mejor nivel. Su tesis, que su nuevo fracaso en el intento de igualar el récord de Court se debió a un mal día propio y no a los méritos de la canadiense.