Medvedev, el villano de piedra, rival de Nadal en la final del US Open

Enric Gardiner

DEPORTES

Geoff Burke

El ruso es el primer jugador de la «Next Gen» en meterse en la final de un «grand slam» y lo ha conseguido tras mil y una polémicas y un verano casi impecable

07 sep 2019 . Actualizado a las 19:12 h.

«Para molestarme de verdad tienes que hacer algo muy loco, durante una semana o así. Necesitarías, no sé, venir a mi hotel y golpear a la puerta a las seis de la mañana durante siete días seguidos. Entonces sí me voy a enfadar, si no, soy bastante tranquilo». Es Daniil Medveded, con fría calma, quien pronuncia estas palabras en rueda de prensa. El ruso se ha ganado el calificativo de villano del tenis durante las dos semanas del Abierto de los Estados Unidos y será el último obstáculo que Rafael Nadal tenga que superar este domingo (Eurosport, 22.00) para alzarse con su décimo noveno grand slam.

Este espigado jugador de 23 años nacido en Moscú se ha dado a conocer en las últimas semanas gracias a su espectacular actuación en la gira americana de cemento. Cuatro finales en total, dos perdidas en Washington y Montreal, una ganada, en Cincinnati y otra por decidirse, han puesto a Medvedev como cuarto jugador de la clasificación ATP y como la gran revelación del verano. Hasta la llegada de este período estival, Medvedev era uno más de los jugadores de la nueva generación incapaces de dar el salto a la madurez.

Ya en 2018 levantó tres títulos menores y se afianzó entre los 20 mejores del mundo, pero varias polémicas del pasado aún le perseguían. En 2017, en el torneo de Wimbledon, al término de su partido ante Stan Wawrinka, reaccionó tirando varias monedas a los pies del juez de silla, como desprecio. Lo que, como es lógico, le valió una sanción. «Fue una estupidez», reconoció más tarde.