Mucho morbo y sensación de «déjà vu» en el sorteo de Champions

El sorteo empareja al Madrid con el PSG, al Atlético con su verdugo Juventus, al Barcelona de nuevo con el Inter y el Valencia regatea los cocos


colpisa

En una gala en la que el Liverpool se llevó los honores individuales por su trofeo del pasado mes de junio en Madrid, el bombo fue caprichoso y emparejó a los equipos españoles contra rivales que les traen buenos recuerdos y en algunos casos un nuevo enfrentamiento provocará situaciones incluso morbosas. El camino inicial para llegar hasta Estambul el próximo 30 de mayo del 2020 no se puede considerar sencillo pero tampoco parece plagado de minas para los representantes de la Liga.

Eso sí, a medida que salían las bolas sensación de déjà vu era mayor. No solo para los españoles, también para otros como el City que repetirá con el Shakthar Donestk. Así, el rey de Europa, el Real Madrid, puede considerarse afortunado teniendo en cuenta que no era cabeza de serie y evitó a todos los clubes ingleses presentes en el bombo. Quedó encuadrado en el grupo A... con el Brujas belga, el Galatasaray y París Saint Germain, con el que está negociando una posible salida de Keylor Navas.

«Habrá tres grandes atmósferas de fútbol. Sabemos, como todos los años, que tendremos que estar listos desde el primer partido. Nos prepararemos para estar listos desde el principio», avisa Thomas Tuchel mientras que Emilio Butragueño recordó que «pondrán todo el esfuerzo posible por volver a conseguir la Champions» y regateó la pregunta sobre si ha tenido muchas reuniones en Mónaco en relación al posible cambio de porteros con el PSG, que cedería a Areloa. «Estamos aquí por el sorteo», dijo con una sonrisa. Y es que todos son conscientes de que se podría dar la circunstancia de que el tico, que ganó tres orejonas consecutivas a las órdenes de Zinedine Zidane, volviese al Bernabéu luciendo la elástica del club parisino, aún enfrascado en una posible salida de Neymar al Barcelona.

Precisamente el equipo catalán, que al ser cabeza de serie no podía medirse al conjunto parisino, quedó encuadrado junto a Inter de Milan, al que ya se midió en la fase de grupos del año pasado, y contra el Borussia de Dortmund de Paco Alcácer. El valenciano dejó el cuadro catalán la pasada campaña y no para de marcar goles en Alemania. La clasificación no debería correr peligro, sobre todo teniendo en cuenta que el cuarto de grupo es el modesto Slavia de Praga.

Cristiano, otra vez ante el Atlético

El Atlético, que desde la llegada de Simeone tiene la Champions League como una obsesión, se medirá a dos de los equipos con los que se ha jugado los cruces en los últimos años con distinta suerte: la Juventus y el Bayer Leverkusen. El cuadro italiano, gracias a un espectacular hat-trick de Cristiano Ronaldo, remontó a los rojiblancos un 2-0 en contra sufrido en Madrid y privó a la afición colchonera la opción de vivir el sueño de disputar como local la final de la Champions. «Es un grupo complicado, como siempre. Somos la Juventus y tenemos confianza en poder luchar por el trofeo», dijo Cristiano, la bestia negra de los rojiblancos con tras el sorteo.

El otro cuadro del grupo es el Lokomotiv de Moscú, uno de esos viajes que tan poco gustan a los entrenadores como Simeone aunque en 2018 superó sin problemas en la Europa League camino del título en Lyon tras fracasar en la fase de grupos por culpa de sus fallos ante el Qarabag. Por último el Valencia se medirá al Chelsea, quizá el equipo inglés que ha empezado con más dudas la campaña tras la sustitución de Maurizio Sarri por una leyenda como Frank Lampard, al Ajax, que fue la sensación la pasada campaña pero ha perdido a varios de sus jugadores referentes como Frenkie de Jong o Mathis de Ligt y al Lille francés. Un grupo competitivo, pero menos fiero de lo que podían temer en Mestalla.

El turco Hamit Altintop, conocido en España gracias a su paso por el Real Madrid, es el embajador de la final junto con Wesley Sneijder, algo pasado de peso y que también jugó en el Galatasaray. Allí, en Estambul, se entregará la 'orejona' que todavía padalea el Liverpol, al que volvió a caerle en suerte el Nápoles como la campaña pasada, cuando rozó la eliminación en la fase de grupos. No sucedió... y triunfó en Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mucho morbo y sensación de «déjà vu» en el sorteo de Champions