La Tercera División más abierta

Mañana arranca una liga que contará con hasta ocho claros aspirantes a disputar el «play off» de ascenso a la categoría de bronce


Este fin de semana arranca una nueva temporada en el fútbol gallego, con la puesta en marcha de la Tercera División. Una competición que parece más abierta que nunca, con los descensos del Rápido y del Fabril, y la teórica mejoría de conjuntos como el Arousa o el Barco, para amenazar a los consolidados Bergantiños y Compostela.

Los grandes

Dos descendidos y dos clásicos en las alturas. Rápido de Bouzas y Fabril ascendieron de la mano a Segunda B en el 2017; al año siguiente pelearon en la parte alta de la categoría de bronce; y hace unos meses también se despeñaron juntos hacia Tercera. El filial deportivista ha rejuvenecido mucho su plantilla, pero cuenta con un elenco de calidad liderado por un Luisito que ya ha logrado 3 ascensos a Segunda B con 3 equipos diferentes (Pontevedra, CD Ourense y Ciudad de Santiago). Los vigueses, por su parte, también apuestan por una gran renovación de la plantilla, en la que destacan 3 jugadores cedidos por el Pontevedra y el fichaje del incombustible Yahvé.

Ambos tendrán enfrente al Bergantiños y al Compostela, dos habituales en los últimos play off. Los de Carballo pierden a Facal, Sáez, Baleato, Cañi y Ekedi, pero se han reforzado bien con futbolistas contrastados como Iago López, Remeseiro, Duque o Yelco. Los santiagueses, por su parte, remodelan su ataque al quedarse sin Aythami, Ares o Gegunde, que intentarán suplir con Sanmartín, Rodri Alonso y Antas, entre otros.

Aspirantes

Barco, Arousa y los Ourenses amenazan el «play off». Los 4 teóricos grandes tendrán una dura competencia en equipos que a priori parecen haber crecido este verano con sus refuerzos. Es el caso del Arousa de Rafa Sáez, que ha firmado a gente con experiencia en Segunda B como Adrián Gómez, Coti, Pedro Beda o Jorge Sáez; del Barco, que ha firmado al pichichi de la Tercera vasca, Pisón, y a otros futbolistas contratados como Oviedo, Segura, Jimeno o Moreira; la UD Ourense, que gana mordiente con Dani Pedrosa y Iago Blanco; o el Ourense CF, que sigue reclutando talento joven con Concheiro y Adri Castro, amén de futbolistas consolidados como Portela, Pibe, Iker Revuelta o Wadir.

Desde un segundo plano

50 puntos y luego a soñar. Tampoco hay que desdeñar proyectos como los del Choco o el Racing Vilalbés, que en temporadas anteriores ya demostraron que pueden estar incluso en promoción. Adrián Rodríguez, Sergio Santos, Tomás Abelleira y Vitra destacan como refuerzos redondelanos, mientras que los chairegos han pescado en las canteras del Dépor (Sito y Sandá) y del Lugo (Porrúa y Cuadrado). Además, el Arenteiro gana en potencial con Toño Vázquez, Ricar y Javi Rey.

En un siguiente escalón habría que situar a dos ascendidos en el 2018, como el Paiosaco y el Polvorín, que quieren seguir consolidándose en Tercera; mientras que en el capítulo de incógnitas cabe situar a Silva, Somozas y Alondras, ya que han sufrido muchísimos cambios en sus plantillas y hay que ver cómo se adaptan.

Los nuevos

Proyectos interesantes. De los cuatro ascendidos desde Preferente, destaca la apuesta del As Pontes, equipo que arrasó la pasada temporada en el grupo norte y que ha firmado gente experta como Liz, Caridad, David García o Gonzalo. El Estradense y el Pontellas también apuestan por la continuidad de sus bloques; mientras que el Arzúa introduce savia joven procedente del Dépor, con los gemelos Pérez Buján y Víctor Guedes.

La Segunda B más dura aguarda a Celta B, Coruxo, Racing y Pontevedra

Además de Tercera, este fin de semana también arrancan los campeonatos de Preferente y de Segunda B. En la categoría de bronce, el fútbol gallego solo contará esta temporada con cuatro representantes (Celta B, Coruxo, Racing de Ferrol y Pontevedra), por los 7 que habría hace apenas dos años.

Los cuatro afrontarán además una temporada complicada, por el durísimo grupo en el que han quedado encuadrados (asturianos, madrileños, canarios, baleares y el Melilla), tanto por los viajes como por el nivel competitivo de sus adversarios.

Enfrente tendrán a equipos como el Sanse, que ha conseguido firmar a jugadores profesionales como Emaná, Íñigo López o Gavilán; el recién descendido Rayo Majadahonda; filiales de tronío como los del Atlético o Real Madrid; o los potentes Ibiza y Atlético Baleares.

De los cuatro gallegos, dos estrenarán entrenador (Jacobo Montes se fue al Celta B y el Coruxo firmó a Míchel Alonso). El objetivo de todos ellos será, de primeras, amarrar los 45 puntos que dan la permanencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Tercera División más abierta