La parrilla de Messi es gallega

La empresa lucense Metal Pedrouzo fabricó la barbacoa del astro argentino, que se convirtió en viral

Captura del vídeo de Instagram con la parrilla que colgó la esposa de Messi, Antonella Roccuzzo.
Captura del vídeo de Instagram con la parrilla que colgó la esposa de Messi, Antonella Roccuzzo.

El vídeo de Leo Messi asando carne, colgado en Instagram por su esposa, Antonella Rocuzzo, en una barbacoa espectacular se convirtió en viral en los últimos días y fue tratado con amplitud en distintos medios informativos, sobre todo sudamericanos.

La pregunta que se hacían en las informaciones era el origen de una parrilla de unas características que pocos habían visto, tan diferente que hasta el periódico argentino Clarín preguntó a un experto cocinero, Pablo Rivero, si había visto alto igual, a lo que les respondió que esa parrilla no se podía fabricar en su país, debido al elevado precio del acero inoxidable y al gusto de los argentinos por barbacoas más abiertas y rústicas. Los periodistas americanos indagaron en Internet y lo único que hallaron fue una parrilla que consideran similar, fabricada en Estados Unidos y con un valor de 1.400 dólares.

La verdad del caso es que la fastuosa barbacoa fue fabricada por los trabajadores de la empresa Metal Pedrouzo, de la localidad lucense de Taboada, expertos en realizar trabajos de este tipo. El precio de sus creaciones oscila desde los 10.000 hasta los 40.000 euros.

El encargo para el astro argentino lo recibieron de la oficina técnica de Barcelona que trabaja para Messi. «Nos pidieron información y desde el primer momento ya nos dimos cuenta que tenían interés en nuestra propuesta, por lo que finalmente nos eligieron, creo que en parte por la amplia experiencia internacional que tenemos en barbacoas de gama alta que fabricamos y exportamos por todo el mundo hace más de 30 años. Cuando alguien quiere lo mejor y no se ve con limitaciones económicas, busca en varios países, y así hizo Messi, que nos consta que tenía varias propuestas, especialmente argentinas y europeas», dice el gerente de la empresa, Pedro López.

Pedro López, derecha, es el gerente de la empresa que hizo la parrilla.
Pedro López, derecha, es el gerente de la empresa que hizo la parrilla.

Los técnicos les enviaron diversos planos y solo encontraron un pequeño problema. «Recordamos con gracia que tras recibir los últimos bocetos nos dijeron que todo estaba a punto, pero consideramos bajar la cota de trabajo 10 centímetros, ya que el cocinero es de baja estatura», expresó Pedro López.

Una vez acabado el trabajo, los operarios lucenses se desplazaron a Castelldefels para colocar su obra en la casa del jugador. «Es una pena que él estuviera fuera, pero nos dieron una acogida y un trato maravilloso. Estamos acostumbrados a tratar con clientes de reconocida fama, pero ha sido maravilloso y nos produce un gran orgullo hacer la barbacoa de Messi», concluyó Pedro López.

La empresa lucense tiene un gran prestigio en la fabricación de parrillas de lujo. «Nuestras barbacoas están presentes en varios de los mejores restaurantes del mundo, sobre todo Europa y países árabes, y las hacemos tanto para uso profesional como doméstico», expresó Pedro López.

El primer trabajo de esta empresa fue un encargo para un restaurante de Chantada cuando todavía no se dedicaban a fabricar parrillas para locales de hostelería. Eso fue hace 30 años, y provocó que la producción de esta fábrica se centre actualmente en repartir por todo el mundo barbacoas de lujo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

La parrilla de Messi es gallega