Los clubes, contra la prohibición de de la RFEF de jugar viernes y lunes

Advierten que, si la justicia no les da la razón, no podrán hacer frente a los contratos con sus jugadores e incluso tendrán que subir el precio de los abonos


Colpisa

A siete días de la vista que debe determinar si, como reclama la Liga, se pueden disputar partidos los viernes y los lunes, los clubes de Primera y Segunda División escenificaron ayer su rechazo a la «invasión de competencias» de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y, como medida de presión, incluso advirtieron, ante la amenaza de ruina, que si la justicia no les da la razón, no podrán hacer frente a los compromisos adquiridos con sus jugadores e incluso, en algún caso, tendrán que subir el precio de los abonos.

Todos los clubes profesionales, excepto el Real Madrid, cuyo representante no subió al estrado preparado en la sede de LaLiga para posar junto al resto de dirigentes, y el Celta, que no acudió a la asamblea convocada para analizar el conflicto con la RFEF sobre fechas y horarios, expresaron su «profunda preocupación» por la decisión del 26 de julio de la jueza única de Competición del organismo que preside Luis Rubiales de prohibir partidos los viernes y los lunes.

Ayer mismo, la Comisión Delegada de la RFEF aprobó las bases de competición para el próximo curso, que determinan que los horarios señalados para la disputa de los partidos oficiales son los sábados, entre las 12.00 y las 21.01, y los domingos, entre las 11.00 y las 13.01, y entre las 17.00 y las 21.01 horas.

Los clubes recordaron que existen unos contratos firmados con los operadores de televisión para retransmitir partidos, además de los sábados y los domingos, los viernes y los lunes (por un valor de más de 2.000 millones de euros), y dicen que «se pone en riesgo la salud del fútbol español».

«Los ingresos televisivos son superimportantes en el día a día económico de los clubes y han hecho que estemos saneados, pero sobre todo, han conseguido que a los abonados no haya que subirles los abonos y estamos realmente preocupados porque puedan mermarse esos ingresos que son totalmente necesarios para seguir creciendo como Liga en el fútbol mundial», explicaron.

«Yo he conocido una Liga que debía 700 millones de euros a Hacienda, una Liga con más de la mitad de los clubes en concurso de acreedores y que era un cachondeo, con denuncias de jugadores y proveedores, y no podemos dar pasos atrás después de haber conseguido ser la mejor Liga del mundo, mirando por supuesto a lo más importante, los aficionados y todo el entorno del fútbol. Creamos muchos puestos de trabajo y suponemos mucho en el PIB nacional, por lo que no podemos permitirnos que nadie consiga entrometerse en el crecimiento que estamos teniendo», apuntó el presidente del Cádiz. Manuel Vizcaíno.

El presidente del Lugo, Tino Saqués, afirmó a La Voz que: «La Liga y los clubes asociados a la misma no pueden permitir semejante intromisión en las competencias que la liga tiene de pleno derecho».

Esta comparecencia tuvo lugar después de que dos informes jurídicos del Consejo Superior de Deportes (CSD) hubiesen reconocido que las competencias sobre las fechas y los horarios son de LaLiga y no de la RFEF.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los clubes, contra la prohibición de de la RFEF de jugar viernes y lunes