La grave lesión de Asensio trastoca sus planes y los del Real Madrid

Una rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo hará que el balear cause baja para casi toda la temporada


La grave lesión de Marco Asensio, que sufre «una rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda» en el momento clave de su carrera para hacerse con la titularidad de la banda derecha, trastoca no solo sus planes, sino también los del Real Madrid para el mercado veraniego.

El extremo saltó al terreno de juego del FedExField de Landover (Maryland, Estados Unidos) en la segunda mitad y revolucionó el encuentro. Con 0-2 abajo frente al Arsenal, el balear originó el primer gol de Gareth Bale, que aprovechó un rechace dentro del área, y anotó el segundo tanto que supuso el empate. Además, estrelló un balón al palo con un disparo fuerte desde fuera del área tras una diagonal hacia adentro marca de la casa.

Pero todo se torció en el minuto 64 de partido. Asensio hizo un mal apoyo con la pierna izquierda en la disputa del balón y rápidamente sintió la gravedad de la lesión. Salió del campo en camilla, sin mover la pierna y con síntomas de dolor, pero sobre todo de rabia e impotencia por la oportunidad que deja pasar esta temporada.

El internacional español era uno de los llamados a dar un paso adelante la pasada campaña tras la marcha de Cristiano Ronaldo rumbo al Juventus. Tras deslumbrar siendo la principal alternativa desde el banquillo, se esperaba que continuase su progresión desde la titularidad, pero no fue así en una mala temporada del Real Madrid.

Este contratiempo en forma de rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda, que le tendrá apartado entre seis y ocho meses de los terrenos de juego, trastoca sus planes y también los del conjunto blanco que tendrá que replantearse las salidas e, incluso, pensar en alguna incorporación.

El caso más reseñable es el del galés Gareth Bale. El futbolista de Cardiff parecía estar fuera del Real Madrid tras no jugar en el primer partido de pretemporada frente al Bayern de Múnich ya que, como dijo Zidane, «el club estaba negociando su salida». Además, el francés, a priori, no contaba con él como demostró diciendo que «si se iba mañana era mejor para todos».

Pero el galés jugó la segunda mitad contra el Arsenal, anotando un gol y siendo importante para la remontada del conjunto blanco, mostrándole a Zidane que aún puede ser importante o incluso demostrando a los clubes europeos -se barajaba una salida rumbo a China- de que aún le queda fútbol para continuar en el viejo continente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La grave lesión de Asensio trastoca sus planes y los del Real Madrid