Ricardo Jurado: «Con los menores hay que ser tolerantes, no menos exigentes»

Parte del equipo nacional de salto competirá este fin de semana en el concurso internacional de saltos de Casas Novas


Este pasado fin de semana Holanda fue testigo del buen hacer del equipo nacional de salto en el Campeonato de España de Menores. Allí, el equipo juvenil, con representación gallega, se proclamaba vencedor, y recogía la preciada medalla de oro. Además, dos amazonas españolas, Maya de la Joya y Paloma Barceló, lograban la medalla de plata individual en juvenil y joven jinete, respectivamente y, un joven gallego, Diego Ramos, el cuarto puesto en su categoría juvenil.

Un Europeo digno de recordar en la hípica española, que tendrá a parte del equipo del seleccionador Ricardo Jurado compitiendo este fin de semana en el CSI4*.

El entrenador del equipo nacional de saltos cuenta con un palmarés excepcional. Cinco Campeonatos de España, unos Juegos Olímpicos, dos Campeonatos del Mundo, tres campeonatos de Europa y 27 Copas de Naciones. Esta última, «su prueba preferida». «Creo que se genera una atmósfera completamente diferente al resto. Nuestro deporte suele ser muy individualista, y esta prueba consigue que los jinetes se unan entre sí y compartan un único objetivo», afirma Jurado.

Regularidad, implicación, compromiso y espíritu de equipo son las cuatro actitudes que el seleccionador considera imprescindibles para que un jinete forme parte de su equipo. La regularidad del caballo también es imprescindible para formar ese binomio perfecto. «En función de las exigencias técnicas de las pruebas se prioriza también la velocidad, la limpieza o la potencia del caballo», explica Jurado, que destaca además la vital importancia del equipo detrás de cada pareja de jinete y caballo: «Mozos, veterinarios, herradores, propietarios... Todos contribuyen a que el rendimiento del binomio sea mayor o menor».

En la hípica, en la competición habitual, no existe distinción entre sexos y tampoco entre edades. Excepto en Campeonatos o Copas de Naciones, es habitual ver competir en la misma prueba a adultos con jóvenes menores de edad, a pesar de que la forma de trabajar y de entrenar no es la misma en cada uno de ellos.

«Con los menores hemos de ser más tolerantes, aunque no menos exigentes. No se les puede someter a la misma presión. Cuando un menor sale de la pista llorando se me cae el alma», afirma Jurado, que se muestra «francamente contento» de los resultados obtenidos por su equipo en lo que va de temporada.

Ahora, la meta es conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio en el Campeonato de Europa de Róterdam el próximo mes de agosto, pero antes toca competir este fin de semana en Casas Novas.

Competición y ocio en Casas Novas

I. Meitín Buján

Jinetes de 18 países competirán en el Concurso de Saltos Internacional de A Coruña, con Diego Ramos y Gonzalo Añón como principales bazas gallega

Apenas unos días quedan para que el centro hípico Casas Novas, en Arteixo, vuelva a conjugar competición y ocio. La 38.ª edición del Concurso de Saltos Internacional de A Coruña está al caer. Se disputará los días 19, 20 y 21 de julio con un cartel que nada tiene que envidiar al de entregas anteriores. Alrededor de 100 jinetes venidos de 18 países y 150 caballos, auténticos atletas, saldrán a la pista durante tres intensas jornadas de competición que pondrán su broche de oro el domingo con el Gran Premio Caixabank. Entre los jinetes gallegos, las esperanzas están depositadas en el joven Diego Ramos, que viene de proclamarse campeón de Europa por equipos en Holanda, y el jinete de A Coruña Gonzalo Añón, un habitual del podio, que será el único representante irmandiño en las pruebas más importantes del evento, el Trofeo Longines y el Gran Premio Caixabank. En total serán 8 jinetes gallegos los responsables de representar a su tierra.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ricardo Jurado: «Con los menores hay que ser tolerantes, no menos exigentes»