Un símbolo ajeno para parte de la afición

¿Es apropiado un diseño tan rompedor?


La nueva camiseta del Deportivo, que abandona el tradicional modelo de rayas verticales blanquizules por unas horizontales, está suscitando un intenso debate.

Qué duda cabe, como diría el gran Arsenio, que la camiseta es un pilar fundamental en la identidad de un club y permite a las aficiones tener unas bases en la tradición simbólica a nivel cultural y, por otro lado, la forma en que los clubes/marcas han difundido un símbolo corporativo a nivel global.

El debate estos días es interesante desde el punto de vista sociológico, ya que encontramos personas defensoras de las tradiciones y valores, utilizando canales de comunicación propios de una moderna sociedad digital, y donde se mezclan una interpretación psicológica de la camiseta que camina entre la verdad objetiva del símbolo y el contexto situacional de la persona que vive ese símbolo.

El diseño de la camiseta, como prenda de vestir en sí, puede parecernos bonito, y entiendo las necesidades a nivel mercadotécnica de variar de modelos de una temporada a otra, pero existen otras dos equipaciones para innovar; y sobre todo discrepo del momento elegido para el vuelco, con el club sumido una grave crisis deportiva y donde el riesgo de desafección de un sector importante de la afición es real. Iniciativas de este estilo pueden dividir a la afición, sin duda el principal patrimonio del Deportivo.

Por eso el modelo es, a mi juicio, desacertado y puede provocar que una parte de la afición no sienta cómo representativa la camiseta en el momento que hace falta, más que nunca, la unión del deportivismo. En ausencia de grandes referentes deportivos, el valor emocional es el asidero al que nos agarramos los deportivistas para seguir una temporada más las andanzas del equipo de nuestros amores.

Por Nacho Álvarez es sociólogo y socio número 3.999 del Deportivo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un símbolo ajeno para parte de la afición