Patronas, pioneras y gallegas

Andrea Trepat fue la primera mujer en dirigir una trainera en una competición en España y hoy hay seis entre las ligas A y B


Galicia, una vez más, enseña el camino. Y, en esta ocasión, la hoja de ruta lleva al mar. Por primera vez en la historia existe una Liga autonómica femenina de traineras con las mismas normas y los mismos premios que la masculina. Y, cuando en la ACT todavía quema el debate sobre la presencia de patronas en traineras masculinas, las gallegas recuerdan que ellas ya llevan casi una década realizando esa labor con total normalidad. Desde la primera patrona de una trainera de competición en España, la santiaguesa Andrea Trepat, hasta Carme Veiga, que ondeó emocionada con Ares la bandera Concello de A Pobra el pasado fin de semana.

Entre ellas dos hay toda una historia del remo contemporáneo gallego al más alto nivel. Hoy en día, la presencia femenina en la Liga A se personifica, además de en Carme Veiga, en Inés Parada (Pontevedra. 2003), de Amegrove. En la Liga B, son patronas Laura Alonso (Pontevedra, 1999) en A Cabana Ferrol, Noemi Martín (Cedeira, 2002) en Cedeira, María Pérez (Vigo, 1995) en Coruxo y África Nores (1996) en Vila de Cangas.

Andrea Trepat hizo historia en el 2010 con Perillo. Cree que la prohibición de equipos mixtos en la ACT buscaba no dar ventaja a traineras femeninas con patrones. Y vincula el reducido número de mujeres con la propia escasez de licencias, aunque se congratula de que haya más que hace una década. «Hay mucho camino por recorrer, pero es evidente que se ha avanzado en la presencia femenina», analiza. «Me sentía una más del equipo. Supongo que la razón principal de que se escoja a una mujer es el peso. Por lo demás, creo que somos todos iguales», opina. «Espero haber servido de ejemplo o para demostrar que una patrona puede competir a alto nivel. Para que no solo las niñas vean que se puede, sino para que lo normalicen el público, los entrenadores, las directivas y los propios remeros», desea.

Sigue su estela Carme Veiga, que recalca que está en Ares gracias a su entrenador, Alberto Hermo. «Non moitos entrenadores apostan por poñer unha patrona cando estan xogándose gañar unha Liga», reflexiona, mientras pone como ejemplo el Teresa Herrera. Reconoce, eso sí, que en regatas con el mar bravo, la fuerza para llevar el rumbo de la trainera es clave. «Pero ás veces, temos maior conexión coa tripulación», presume antes de bromear: «Tamén ás veces hai que poñerse de malas para que che fagan caso».

Reconoce Inés Parada que «a la gente le llama la atención ver, o saber, que hay una patrona de 15 años en una trainera con remeros sénior». Con todo, matiza que «la presencia femenina se ha ido normalizando y no he sentido un peor trato por ser mujer», aspecto en lo que coinciden las demás patronas gallegas. Pone de relevancia no solo las cualidades físicas, sino «los conocimientos para leer el mar y controlar las corrientes». Noemi Martín, que debuta este año al frente de una trainera tras haber competido en varias modalidades de remo, se felicita «de que cada vez haya más mujeres, algo beneficioso para este deporte».

Para María Pérez, la escasez de licencias contribuye a la mayor presencia femenina, pero también a su otra forma de ver el deporte. «Aportamos algo distinto. Es un puesto técnico en el que hay que buscar soluciones y en eso nos manejamos mejor», argumenta. «No ha sido fácil llegar hasta aquí. Que cunda el ejemplo. Que me vean como una patrona, más allá de ser mujer, es lo que más me satisface», explica.

Laura Alonso releva a Noemí Abella después de que un accidente de tráfico la alejase del puesto de remera. «Tenemos ojo para encontrar errores de posición y coordinación... otras sensaciones. Somos capaces de que ellos lo den todo», describe. A África Nores le llegaron a decir «que el tono de voz femenino motiva más». Cree que ellas se han ganado el respeto. Y lo celebra.

Un cambio de normativa provocado por la gallega Vicky Piñeiro 

La normativa tradicionalista de la Federación Española de Remo se tambaleó cuando Astillero reclamó que la gallega Vicky Piñeiro fuese su timonel en su embarcación de banco móvil en el Campeonato de España del año 2008, tal y como venía haciendo durante la temporada y en competiciones internacionales. Tuvo que intervenir el Ministerio de Educación y de Igualdad y la norma terminó adaptándose a los tiempos.

En la modalidad de traineras fue Perillo quien dio el paso adelante, situando a Andrea Trepat (Santiago, 1986) como patrona de su barco en la Liga Gallega. Hace nueve años de ello. Andrea estudiaba INEF en Bastiagueiro (ahora prepara oposiciones, mientras da clases de gimnasia para adultos) y también realizó la misma labor para Amegrove, con el que acabó ganando el campeonato autonómico... para darse de bruces de nuevo con la normativa. La ACT no permitía que las mujeres patroneasen traineras masculinas ni en el play off de ascenso.

«Los tiempos han cambiado, creo que ha habido una evolución, porque cuando Perillo me dio la oportunidad, parecía algo inviable, pero solo de puertas hacia afuera, porque para el club era una situación normalizada», analiza Trepat. «Las niñas no saben de reglamentos. Solo saben que quieren ser patronas en una trainera», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Patronas, pioneras y gallegas