Un Verstappen mágico frustra el triunfo de Leclerc

DEPORTES

VALDRIN XHEMAJ | EFE

La gran decepción fue Hamilton, que se limitó a rodar prácticamente toda la carrera en la quinta plaza sin sacar su casta en ningún momento

30 jun 2019 . Actualizado a las 20:06 h.

La emoción y la intensidad que esta temporada no estaba teniendo el campeonato de fórmula 1 por el aplastante dominio de Mercedes se concentró en una sola prueba, la de Austria, que no dio un respiro a los aficionados desde el semáforo de salida hasta que cayó la bandera a cuadros.

Los pilotos más jóvenes de la parrilla coparon las primeras posiciones con un Verstappen que tras una pésima salida se vio obligado a remontar para superar a un Leclerc que parecía destinado a lograr su primera victoria, y que tuvo que ceder al ser adelantado por el holandés. Verstappen, que corría casi como en casa al contar con miles de aficionados en las gradas, ganó gracias a un adelantamiento de los que quitan el hipo y hacen dudar hasta a los comisarios, cuando quedaban solo tres giros para el final de la prueba.

Vibrante remontada de Sainz

El otro gran protagonista fue el español Carlos Sainz, que en cada carrera saca el máximo partido a un McLaren que este año sí parece correr como debe de ser en una escudería mítica. Partió de la última plaza en la parrilla y tras una espectacular remontada fue capaz de cruzar la meta en la octava posición. El madrileño realizó su mejor carrera desde que llegó a la fórmula 1 en la que fue capaz de adelantar en pista, en un circuito que no es propicio para ello, a coches punteros como los Haas, los Renault o los Alfa Romeo.